#EnVideo: Banda de microtráfico de Riosucio se abastecía en Anserma, Guática y Belén

Seis meses de trabajo fueron suficientes para recolectar las pruebas que involucran a 15 personas en el negocio ilícito.

Ángela María Bedoya, directora seccional Fiscalía de Caldas.

La Operación Caldas adelantada por el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional permitió capturar a 15 personas que posteriormente fueron judicializadas por delitos como concierto para delinquir y tráfico de estupefacientes.

Los procesados operaban en Riosucio (Caldas), pero tienen conexiones en otros municipios como Anserma, en Caldas, y Guática y Belén de Umbría, en Risaralda. Para conseguir el resultado se adelantaron procedimientos de vigilancia y seguimiento, interceptaciones telefónicas, reconocimientos fotográficos y grabaciones en video con lo que se dejó en evidencia a los implicados.

Un fiscal de Riosucio adscrito a la Seccional Caldas dio a conocer durante las audiencias concentradas, que los detenidos tenían el control en los sectores aledaños a este municipio como: La Galería, y los barrios Santa Ana, Caldas, Hispania y la vereda Vista Hermosa.

Según la investigación, los consumidores pactaban las ventas por teléfono y los lugares donde supuestamente serían atendidos por dos de los imputados, quienes, al parecer, les indicaban donde dejaban la mercancía para que la recogieran.

La organización manejaba 10 puntos fijos y 7 móviles para las ventas, y en muchos de los casos, aceptaban que los consumidores les pagaran con objetos de valor hurtados, a cambio de la sustancia. El ente acusador presentó pruebas que demostrarían que una pareja sería la encargada de conseguir el estupefaciente en Anserma, Guatica y Belén de Umbría.

Medida de aseguramiento

Una juez con función de control de garantías tuvo en cuenta los argumentos de la Fiscalía para imponer una medida de aseguramiento intramural, tras indicarse que los hoy procesados tienen múltiples antecedentes por la venta de estupefacientes y en algunos casos incluso ya han pagado condenas en cárcel por este delito. Otros, aunque fueron beneficiados con domiciliaria seguían delinquiendo. Finalmente se decidió cobijar con medida de aseguramiento en centro carcelario a 14 personas y a una le fue concedida la prisión domiciliaria por su condición de madre cabeza de hogar.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami