Cayeron 34 jíbaros en operativos contra el microtráfico

Policía de Caldas realizó las capturas en seis municipios del departamento y en Risaralda. Señalados de vender al menudeo.

Los vendedores de vicio parecen ser un problema de nunca acabar, pero tampoco la tienen fácil. Eso lo demostraron entre el sábado y el martes, pues investigadores de la Policía de Caldas capturaron a 34 integrantes de cuatro bandas entre el sábado y el martes.

La banda de Taborda

El primer operativo se realizó el sábado en Marsella y Santa Rosa, en Risaralda, y en Neira, Manizales y Chinchiná, en Caldas, tras cinco meses de investigaciones que permitieron que un juzgado emitiera 13 órdenes de captura.

Al líder de la banda, conocido como Taborda, de 25 años, lo capturaron en el municipio del Corcho. Se encargaba de la venta de marihuana, bazuco y base de coca (perico) mediante caletas u ollas de vicio y por domicilio. Con él cayeron de manera simultánea otras 12 personas.

De acuerdo con la Sijín, estos delincuentes se surtían del vicio en Manizales y lo transportaban a través de correos humanos en buses de transporte público y motocicletas. Les incautaron celulares y droga. A todos los enviaron a la cárcel.

Changonazo II

En Supía y La Virginia (Risaralda) se llevó a cabo el domingo, el segundo operativo, por medio del cual se logró la detención de 13 personas. Durante nueve meses de seguimientos se logró recolectar el material probatorio suficiente para acabar con la banda que traía la droga a Calda en motos, desde el municipio risaraldense.

A los señalados les incautaron 10 celulares, dos motocicletas, marihuana, bazuco y $9 millones 820 en efectivo. Jaime o el Primo y su pareja, Dayana, serían los líderes de la organización, se encargaban de supervisar la distribución tras el arribo de La Virginia y de manejar las finanzas. Junto a ellos capturaron a sus colaboradores, a jíbaros y a otro hombre que sorprendieron vendiendo durante las diligencias.

Las autoridades investigan el posible uso de sus propios hijos para ocultar la droga y hacer entregas. Se estima que mensualmente obtenían $14 millones en ventas y la mayoría presenta antecedentes por tráfico de estupefacientes. A Jaime, el Rolo y Caballo los enviaron a la cárcel, mientras el resto quedó con domiciliaria o vinculado al proceso.

Los Chatarreros

En Aranzazu se realizó el lunes la tercera redada, durante la que capturaron a cuatro integrantes de la banda los Chatarreros, todos integrantes de una familia y quienes expendían el vicio al menudeo y a domicilio en los sectores del Cementerio y de Hoyo Frío.

Nancy o la Chatarrera, de 41 años, lideraba el grupo y se encargaba de almacenar y suministrar los estupefacientes a Andrés, Lapicero y Chucho, capturados en flagrancia. También les incautaron un arma de fuego hechiza, marihuana y bazuco.

De acuerdo con la Policía, a esta mujer la habían capturado uniformados de un cuadrante la semana pasada tras sorprenderla vendiendo droga, pero un juez la dejó en libertad.

La Ciudadela

El último golpe se propinó este martes al grupo la Ciudadela, que delinquía en La Dorada. Los investigadores lograron obtener cuatro órdenes de captura y se logró la detención de Chulo, Capera, Valentina y Angélica en flagrancia, señalados de ser el coordinador, expendedores y campaneros.

Las autoridades indicaron que estos vendían la droga a domicilio mediante bicicletas, motos y mototaxis y obtenían ventas por $12 millones mensuales. A Chulo le dictaron medida de aseguramiento en centro carcelario y a los demás los dejaron en libertad y vinculados al proceso.

Delitos

Los capturados enfrentan cargos por porte, tráfico y venta de estupefacientes, así como concierto para delinquir.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami