La idea del paro sigue entre movilizaciones y plantones

Se cumplieron dos meses de protestas con cifras dolorosas en materia de derechos humanos y preocupantes por bienes destruidos.

Difícilmente se podía calcular el 28 de abril que luego de dos meses de movilización social y un orden público alterado la idea del paro seguiría sosteniéndose particularmente en los jóvenes, más que en el Comité en el que convergen sobre todo las organizaciones de trabajadores.

Las cifras son preocupantes y de no ser así la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se habría ahorrado la visita de trabajo a Colombia. Aún está pendiente el informe de las múltiples reuniones sostenidas con las autoridades y los organizadores de las protestas. Del lado de los civiles la ONG Temblores ha documentado 81 casos de personas lesionadas en sus ojos por parte de la fuerza pública en Colombia.

Hasta el 16 de junio habrían ocurrido 4.285 casos de violencia cometidos presuntamente por miembros de la fuerza pública. A través de la plataforma GRITA recibió 1.468 reportes de violencia física y 43 homicidios presuntamente cometidos por miembros de la fuerza pública, hasta la misma fecha.

También registró, según el mismo reporte, 28 hechos de violencia sexual y 1.823 detenciones consideradas arbitrarias.
La Policía también entregó su informe, en este caso hasta el domingo 26 de junio, en el que da a conocer que 1.470 uniformados resultaron con lesiones y 30 uniformados fallecidos.

Los departamentos del Eje Cafetero no han sido ajenos a los hechos, aunque es cierto que los epicentros de la protesta, con los denominados puntos de resistencia e intervenciones en contra de los mismos se han dado sobre todo en Cundinamarca y Valle del Cauca.

Manizales descentraliza la protesta

Eduardo Medina, vocero del Comité de Derechos Humanos de Manizales y del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, explicó que en estos dos meses de protestas se ha atendido a 162 heridos y hubo intento de las autoridades por judicializar a 26 personas, de las cuales, 21 detenciones se declararon ilegales, y de las otras 5, a dos les dieron medida intramural y a uno, domiciliaria.

Resaltó que desde que se presentó el rompimiento con el Comité Nacional, esto provocó cuatro asambleas populares en igual número de barrios, también se ha visto intenciones de apoyo de universidades y considera que si se hace un balance sobre la actitud de la gente, contrario a lo que muestran los medios, la población ha mostrado apoyo a la manifestación y reacción a la Policía.

En este balance, asegura, se hizo un análisis de la posición de los políticos frente al Paro y aseguró que en el debate realizado en el Concejo de Manizales se notó cómo partidos tradicionales o de derecha estuvieron contra las protestas y que es mentira que a los manifestantes se les pague por marchar.

“Esa posición de hablar con quienes no están en la movilización demuestra la no intención de hablar sobre las cosas y de no llegar a acuerdos y han intentado meter más policía en más espacios. Como defensores de derechos humanos, preocupa la perspectiva porque es la misma que la visión estatal”
Eduardo Medina.

La próxima semana, representantes de los colectivos de Manizales se reunirán con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en los que denunciarán los ataques a defensores de DDHH y agresiones de género.

En días pasados la Policía Metropolitana de Manizales indicó que 24 uniformados resultaron lesionados hasta el 16 de junio. Se reportaron 174 actividades de protesta, de las cuales 13 fueron disueltas por la fuerza. En cuanto a afectaciones a edificaciones y monumentos se registraron 83 casos.

Marcados por asesinato en el viaducto de Pereira

Lucas Villa.

El hecho que significó mayor asombro en la protesta social para Pereira fue el asesinato de Lucas Villa en los primeros días de las movilizaciones. Las investigaciones anunciadas hasta el momento están sin resultados que puedan ser presentados a la comunidad.

La Personería de Pereira, entretanto, informó que durante estos dos meses documento seis casos de desapariciones y que están en manos de la Fiscalía General de la Nación. Desde que comenzaron las protestas del paro nacional, en Pereira se han registrado 257 manifestaciones, de las cuales el 31% han terminado en alteraciones del orden público.

El pasado 28 de abril comenzó el paro nacional y aunque paulatinamente han disminuido las actividades allí enmarcadas, a la fecha se siguen convocando marchas, plantones y encuentros en son de protesta contra el gobierno.

“Infortunadamente, durante estos 62 días más de 80 de las jornadas pacíficas se han visto opacadas por disturbios y afectaciones viales”, de acuerdo con el coronel Aníbal Villamizar, comandante de la Policía Metropolitana de Pereira.

En destrozos a la infraestructura del sistema integral entre alimentadores y estaciones son 16 estaciones y 4 buses vandalizados con pérdidas que bordean los 4.000 millones de pesos y en destrozos a semáforos y señales viales los daños son de 1.600 millones de pesos.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami