Rigo es segundo del Tour y Wout van Aert ganó la etapa del Mont Ventoux

El colombiano está a 5’18” del líder Tajed Pogacar, quien a pesar de haber dado una pequeña muestra de flaqueza hoy, sigue como el más firme aspirante al título, lo que revalidaría lo hecho en 2020.

No hubo guerra, quizás porque no hay piernas y otro Tour es el que está corriendo Tajed Pogacar, quien sigue de líder y sin quien pueda amenazar su maillot amarillo.

En la etapa de la doble subida al Mont Ventoux, el que se lució fue un Wout van Aert, quien llegó a la ronda como uno de los más fuertes gregarios de Primoz Roglic, pero que ante el retiro del esloveno asumió el liderazgo de un Jumbo Visma, que hoy lucha por etapas.

Y fue el ganador en la que denominaron la ‘etapa reina’, para llevar una alegría al que fuera el equipo poderoso el año pasado, y que también le faltó un centavo para el peso, pues Roglic falló y perdió el Tour en la última contrarreloj, a manos de su compatriota, Pogacar.

Tajed, quien ostenta una de las mayores rentas a favor de los últimos años, le aplica hasta el momento 5’18” a Rigoberto Urán, el mejor latinoamericano, y 5’32” a Jonas Vingegaard, siendo ellos el podio virtual de la Gran Vuelta, y que aún tiene por delante 10 largas etapas.

El poderío del joven esloveno es aplastante, tanto que en el ‘ecuador’ de la competencia, ya ha distanciado a sus inmediatos rivales a más de cinco minutos, aún faltando varias etapas de montaña y la crono, su especialidad, de 30,8 kilómetros, a un día del paseo por los Campos Eliseos en París.

Nada parece amenazar el propósito de Pogacar y aún se muestra como un ‘extraterrestre’, porque si bien este miércoles fue descolgado por un ataque del danés Vindegaard, en el segundo paso por el Mont Ventoux y pareció ‘humano’, lo cierto es que se reguló y logró conjurar cualquier perdida. “No pude seguirle, estuvo muy fuerte y me fundió. Pero en el descenso salvé los papeles”, dijo en meta Tajed, quien se ilumina con la ilusión de su segundo Tour.

De los colombianos, Esteban Chaves es 14 a 25’53, mientras que los demás ya pierden por encima de los 50 minutos en la general, siendo el último de los seis, Miguel Ángel López, quien con 1 h 11’02”, ya piensa en la Vuelta a España.

Por su parte, Nairo Quintana, quien intentó la fuga, cedió pero no perdió el liderato de la montaña, sin embargo su propósito se le ‘pone cuesta arriba’.

La etapa 12

La etapa de este jueves es tranquila para preparar la batalla del fin de semana, en el que aparecerá de nuevo la montaña. Es entre Saint-Paul-Trois-Châteaux-Nimes, con una distancia de 159,4 kilómetros.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami