En El Congal se sintió la presencia del gobierno

Habitantes de la vereda samaneña recuperan poco a poco la tranquilidad. El conflicto armado los sacó de sus tierras.

En la vereda El Congal, de Samaná, esperan que los hechos violentos que los obligaron a abandonar sus tierras en el 2002 no se vuelvan a repetir. Sus habitantes se mostraron complacidos por la campaña que Alcaldía, Gobernación, Batallón Ayacucho del Ejército, Sena y la Fundación Manitas de Amor y Bienestar, realizaron este fin de semana en el centro poblado.

Los habitantes de las 17 viviendas que hoy componen el caserío, así como de sectores cercanos disfrutaron de acompañamiento médico en distintas especialidades y odontología, recibieron ayudas humanitarias, y hasta sus mascotas se beneficiaron con atención veterinaria y esterilización.

Fotos cortesía Batallón Ayacucho/Alrededor de 500 personas se vieron beneficiadas con la brigada realizada este fin de semana.

Wilson Betancur fue de los primeros que regresaron a El Congal en abril pasado, cuando les entregaron las casas. Manifestó que sentir la presencia estatal de forma permanente garantizará que no se repita la tragedia y aplaudió la presencia de la brigada, pues muchos campesinos no tienen la facilidad de salir de allí a buscar atención médica.

“Siempre he dicho que El Congal va para adelante, así va a ser con la ayuda de todos, de Diosito y del Estado, que no nos abandone, que no haya segunda repetición y para que no pase esto, que no falten ellos ni las oportunidades para que la gente pueda vivir una vida buena”, sostuvo el campesino.

Ayudas humanitarias y un sancocho

Mónica Herrera, quien hace 21 años y cuando tenía apenas 10, también aplaudió que cada vez se sienta más la presencia estatal, considera que estas brigadas son muy importantes para la gente del campo.

Sus suegros también se beneficiaron con una vivienda y el sueño de ella y de su esposo es regresar algún día a las tierras de las que tuvieron que huir y contar con una casa y un lote para producir. Dice que por lo pronto seguirán en Florencia, agradecidos con el trabajo que tienen.

También se llevó a cabo una campaña de atención veterinaria y esterilización de mascotas

Según el Ejército, 500 personas recibieron valoraciones médicas, ayudas humanitarias, disfrutaron de música, juegos y de un sancocho comunitario. Del evento hicieron parte el Batallón Ayacucho

Frente al monumento también se rindió homenaje a las víctimas del conflicto armado, también vacunaron a 26 personas contra la covid-19 y se brindó asistencia veterinaria a 45 animales. También se donaron mercados, prendas de vestir y juguetes para niños.

“En estos momentos difíciles para la humanidad no paramos de trabajar, ni escatimar esfuerzos en articular acciones para preservar la vida de nuestro pueblo. La idea es llevar un mensaje de acompañamiento a las comunidades caldenses, en donde el Ejército Nacional cumple una función muy importante y es mantener la seguridad y contribuir a la reconstrucción del tejido social”, dijo el teniente coronel Eduar Mauricio Delgado, comandante del Batallón Ayacucho.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami