#EnVideo | “Preocupa que ‘primera línea’ siga la tendencia de la que tuvo las Farc”: general (r) Mendieta

El ex alto oficial de la Policía estuvo en el Eje Cafetero, y en diálogo con www.ejeplural.com reveló que en su secuestro, el ‘Mono Jojoy’ sentenció que una vez se firmara un acuerdo de paz, la guerra se trasladaría del “monte a las ciudades… Eso es lo que está viviendo ahora Colombia”.

Once años, 7 meses y 12 días padeció Luis Herlindo Mendieta Ovalle el secuestro por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, y allá, en la selva, pudo escuchar como Jorge Briceño, alias ‘Mono Jojoy’, comandante del Bloque Oriental del grupo guerrillero, advertía que una vez se llegará a un acuerdo de paz, “la guerra pasaría del monte a las ciudades”.

“Cuando estábamos allá, en esas jaulas de concentración, en una oportunidad estuvo presente alias el ‘Mono Jojoy’, y en ese tiempo, eran los diálogos con el presidente Pastrana y la zona de distensión. Allí, él manifestó que una vez se consiguiera ese acuerdo, pues la guerra se trasladaría a las ciudades”, recordó el ahora general en retiro, y quien fue secuestrado con 60 uniformados más por las Farc, el 1 de noviembre de 1998, en la toma violenta a Mitú, capital de Vaupés.

Evocó, quien fuera el oficial de más alto rango plagiado por los insurgentes, que desde esa época el grupo al margen de la ley hablaba de la ‘primera línea’, por lo cual “preocupa”, aseveró en diálogo con www.ejeplural.com, que los actuales jóvenes y que se han autodenominado de esa manera, en desarrollo de las protestas de los últimos meses en Colombia, sigan la tendencia de esa facción fariana.

“Es bueno recordar que en ese tiempo y en el caso específico del ataque a Mitú, los que hacían las veces de la ‘primera línea’, eran los jóvenes reclutados en el campo, que eran entrenados y adoctrinados, les daban el armamento, los preparaban y eran los encargados de hacer esa ofensiva contra las instalaciones policiales, pero también de lanzar los cilindros bomba”, agregó Mendieta Ovalle, quien recorre el Eje Cafetero, en su misión de escuchar a los integrantes de la reserva activa de la fuerza pública, las víctimas y a la ciudadanía.

El líder del movimiento Patria Nueva, que aún no posee su personería jurídica, y quien desde hace cuatro años incursionó en la política, después de ser rescatado el 13 de junio de 2010 y de haber hecho parte de los diálogos de La Habana como representante de las víctimas, compartió sus impresiones sobre la actualidad nacional, las 16 curules de paz, la reforma a la Policía, la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, y sus aspiraciones para las legislativas de 2022, entre otros temas.

Usted dijo que estando secuestrado, el ‘Mono Jojoy’ advirtió que el escenario de guerra se iba a trasladar a las ciudades. ¿Es ese el actual escenario que está viviendo Colombia?

Por supuesto, cuando estábamos allá, en esas jaulas de concentración, en una oportunidad estuvo presente alias el ‘Mono Jojoy’, y en ese tiempo, pues eran los tiempos de diálogo con el presidente Pastrana, y de la zona de distensión. Allí se manifestaba que una vez se consiguiera ese acuerdo con la presidencia del presidente Pastrana, pues la guerra se trasladaría a las ciudades.

Es bueno recordar que en ese tiempo y en el caso específico del ataque a Mitú, los que hacían las veces de la ‘primera línea’, eran los jóvenes reclutados en el campo, que eran entrenados y adoctrinados, les daban el armamento, los preparaban y eran los encargados de hacer esa ofensiva contra las instalaciones policiales, pero también de lanzar los cilindros bomba y muchos de ellos allí fallecían producto de accidentes que se presentaban cuando hacían estos lanzamientos.

Y hoy en día, pues con preocupación observamos cómo se constituyó esa ‘primera línea’ también en las diferentes ciudades y allí vemos jóvenes reclutados. Seguramente algunos pagos y que están haciendo esa actitud ofensiva, cometiendo graves crímenes como terrorismo, incendio, saqueo, destrucción y sitiando las ciudades, no permitiendo el ingreso, por ejemplo, de alimentos y la misma asistencia médica, además del bloqueo de las vías y limitando, por supuesto, toda clase de derechos y libertades que tenemos los colombianos. Entonces nos preocupa que esa ‘primera línea’ siga una tendencia de lo que fue esa ‘primera línea’ de las Farc.

La Corte Constitucional le dio un impulso a las 16 curules para las víctimas. ¿Considera que será un mecanismo para garantizar la reparación?

“Hoy en día, pues con preocupación observamos cómo se constituyó esa ‘primera línea’ también en las diferentes ciudades y allí vemos jóvenes reclutados. Seguramente algunos pagos y que están haciendo esa actitud ofensiva, cometiendo graves crímenes como terrorismo, incendio, saqueo y destrucción”, general (r) Mendieta.

Nosotros con Herbin Hoyos desde hace casi cuatro años iniciamos un trabajo intenso en el Congreso de la República para que no se aprobaran esas 16 curules porque nosotros teníamos conocimiento que no eran para las víctimas sino para las Farc, porque en el acuerdo quedó previsto en qué sitios de la geografía nacional van a existir esas 16 circunscripciones especiales, que cada una de ellas agrupa a diferentes municipios.

Y esos municipios son del sector rural, y por supuesto, si lo analizamos y tomamos el ejemplo de la zona del Guaviare, allí en esos municipios, los integrantes de las Farc han desplazado a la gente y hay cultivos ilegales. Por lo tanto, quien resulte allí seleccionado para ser candidato a representante a la Cámara va a ser un integrante de las Farc o afín a ellas.

Considero que esas 16 curules, que infortunadamente aprobó la Corte Constitucional, serán para las Farc, para que quede con un total de 26 curules… es un despropósito haber cedido en el Legislativo toda esa cantidad de congresistas para esta agrupación, que si bien hoy en día está haciendo política, lo preocupante es que está con un brazo armado en el monte.

Van tres años de presencia del partido de las Farc en el Congreso. ¿Cuál es el balance?

Pésimo, porque no los hemos visto que hayan hecho los proyectos de ley para impulsar y dinamizar sobre todo esa agenda legislativa que debe tener en el Congreso de la República, por el contrario los hemos visto en los medios de comunicación agitando y sobre todo motivando las organizaciones que participaron en los disturbios que se presentaron en semanas pasadas en el país.

Usted participó en los diálogos de La Habana como representante de las víctimas. ¿Qué rescata de ellos?

Inicialmente se rescataba de esos acuerdos que las Farc hayan cesado su accionar violento, agresivo, no solo contra la comunidad nacional, sino contra la fuerza pública. Infortunadamente, después se presenta esa división o esa disidencia que se fue al monte nuevamente a delinquir y también cuando alias Iván Márquez y Santrich, decidieron seguir incursionando en esa actividad delictiva y de narcotráfico… Las autoridades les hicieron seguimiento y se detectó que estaban negociando un gran cargamento de cocaína.

Vemos que infortunadamente ellos no cumplieron con los acuerdos, sino que por el contrario siguieron delinquiendo.

Es decir, ¿están hechos trizas los acuerdos?

No, los acuerdos no están hechos trizas porque el presidente Duque los ha respetado. Hoy en día observamos que está funcionando la JEP, la Comisión de la Verdad, la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos, que tienen 10 curules en el Congreso de la República y ahora van a obtener 16 más por cuenta de la Corte Constitucional, que tienen un magistrado del Consejo Nacional Electoral, que tienen el 70 por ciento de los empleados en la Unidad Nacional de Protección.

Allí esos desmovilizados están con armamento, con vehículos, con buenos salarios, con buenos viáticos, viajando por el país, entonces vemos que el gobierno les ha cumplido y se me olvidaba, qué más que tener partido político con personería jurídica, centro de pensamiento y un buen presupuesto del orden nacional para que ellos puedan hacer política.

Ha sido muy crítico con sus secuestradores, sobre todo con Iván Márquez y Santrich, ya muerto. ¿Qué les faltó a ellos: más verdad, más justicia, más reparación?

Creo que les faltó tener más mentalidad de combinar las formas de lucha. Seguramente en su momento pensaron que podían hacer política, pero que clandestinamente podían seguir ejerciendo actividades de negocio del narcotráfico y al pasar esa raya nunca pensaron que seguramente iban a caer en el procedimiento policial, en el cual se les incautaron pruebas, y en donde se les demuestra que estaban participando en un negocio ilegal de cocaína.

¿Se debe reformar la JEP o toda la justicia?

Hay que reformar toda la justicia, yo creo que hay muchas Cortes, muchos tribunales y en estas cortes, por supuesto, aparte de los magistrados, hay magistrados auxiliares y eso hace que haya una gran burocracia a nivel máximo, a nivel directivo. Y hoy en día lo que está reclamando la ciudadanía es que en las diferentes ciudades y barrios hayan más fiscales, porque aquel ciudadano que es objeto de una agresión en su integridad física, que le es hurtado cualquier elemento de uso personal, un celular, una bicicleta o cualquier prenda, pues él inmediatamente aspira a que haya una cumplida y rápida justicia, y eso es lo que no está ocurriendo.

Por eso hay que crear más dependencias de fiscales y jueces y por supuesto el apoyo de la fuerza pública para que se puedan capturar a esos delincuentes y que la justicia proceda a las sanciones.

“En alternativas de reparación,las Farc pues siempre han sido ofensivas en la dignidad de las víctimas y allí no han entregado los bienes ni han colaborado, por ejemplo en la entrega de rutas y en la entrega de terrenos que adquirieron ilegalmente para entrar a reparar a las víctimas”, aseveró el general (r).

Según su experiencia, ¿cuál es la real justicia, verdad y reparación?

A partir de estos principios y tocando el tema de la verdad, los integrantes de las Farc no la han dicho, no han cumplido y se han ido por las ramas. Rescataría que, por ejemplo, alias ‘Sombra’ y alias ‘Patequeso’, en sus versiones ante la JEP, aceptaron su responsabilidad de todos los delitos que cometieron y aportaron verdad.

Cosa diferente con los máximos determinadores, porque en ningún momento están aceptando, pareciera que ellos quieren endilgar esa responsabilidad únicamente en los mandos medios. Se aspira que la JEP aplique justicia, pero vemos que de acuerdo con lo que se pactó, pues van a estar por fuera de los establecimientos carcelarios, y yo creo que si están en esas condiciones, pues allí van a tener la oportunidad seguramente de seguir delinquiendo.

Ahora sobre las garantías de no repetición, quedaron con un brazo armado que seguirá fortaleciendo y apoyando a ese grupo político. En alternativas de reparación pues siempre han sido ofensivos en la dignidad de las víctimas y allí no han entregado los bienes ni han colaborado, por ejemplo en la entrega de rutas y en la entrega de terrenos que adquirieron ilegalmente para entrar a reparar a esas víctimas.

Tampoco han aportado verdad en todos esos negocios internacionales, de todo ese patrimonio que tienen en diferentes países y que hasta el momento se han negado a hacerlo.

¿Cuál sería la transformación policial?

Yo creo que teniendo en consideración el informe Brahimi de las Naciones Unidas se dice que siempre después de un proceso de paz se escala la violencia y eso lo estamos viviendo en el país, por eso en algunas recomendaciones se dice que se debe fortalecer la fuerza pública, incrementar el número de efectivos y sobre todo la acción de la justicia para que esa violencia no se desborde y afecte a todos los ciudadanos.

¿Qué opinión tiene sobre el caso que involucró a exintegrantes de la fuerza pública en Haití?

Lamentamos mucho que retirados de la fuerza pública hayan participado en un magnicidio de esta naturaleza y se hayan arriesgado a ir a otro país a cometer esta clase de ilícitos. Seguramente la justicia internacional aplicará los correctivos, pero aquí infortunadamente quedan familias sufriendo las consecuencias, de unos actos que no fueron tenidos en cuenta, y fue una decisión que quizás la tomaron por algún ofrecimiento económico y aquí se evidencia que en muchos casos integrantes de la reserva, al estar fuera de las instituciones quedan sin trabajo, y como no hay alternativas, buscan esas posibilidades de trabajo.

Pero no solo es el caso de Haití sino que en otros lugares hay exintegrantes de la reserva que sí están trabajando y lo cumplen con gran honor, gallardía y ejemplo, y son profesionales especializados en esta parte de seguridad. En el caso de Haití lo lamentamos mucho.

Hace 4 años incursionó en política, ¿qué se aproxima para usted de cara a 2022?

Nuestra idea a futuro es consolidar un movimiento político, por lo que en las elecciones anteriores nuestros integrantes apoyaron a candidatos, y en esta oportunidad queremos consolidar estos grupos de la reserva activa de la fuerza pública y de viudas, huérfanos, y de las víctimas del conflicto interno y con ellos buscar consensos, recibir recomendaciones, para lograr una representación en el Congreso de la República.

Por eso nos hacemos presentes en este momento, atendiendo las indicaciones, especialmente del personal de integrantes de la reserva activa de la fuerza pública, específicamente de la Policía. Recogemos iniciativas, sugerencias e inquietudes, para seguir trabajando en un proyecto que tenemos a nivel nacional, de buscar una aspiración política.

¿Acercamientos con algún grupo político?

Sí, se han hecho reuniones pero solo hasta noviembre podemos iniciar la actividad política, por el momento podemos hablar de precandidaturas al Senado y la Cámara de Representantes, que es el próximo ejercicio.

¿Y el mensaje?

Mensaje para las víctimas, para los exintegrantes de la reserva activa y para todos los que han sido afectados por este accionar de los grupos armados organizados, es que consideramos que en el Congreso se debe tramitar una ley de Seguridad y Defensa Nacional que no hay y otros temas como la reforma a la justicia, para beneficio de todos los colombianos.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami