Gobierno Nacional verifica protocolos en las aulas caldenses

Representante del Ministerio de Educación visitó instituciones de tres municipios. Educal pide que se reinicien clases presenciales el próximo año.

Los estudiantes volvieron a clase presencial el pasado 6 de julio, tras 15 meses de hacerlo de manera virtual y en alternancia, a causa de la pandemia de la covid-19 y con eso, la satisfacción por un lado y la preocupación por otra. En Caldas, Juan Carlos Martínez, director de Alimentos para Aprender, del Ministerio de Educación, visitó colegios en Villamaría, Neira y Manizales.

En el colegio Santa Luisa de Marillac, del Jardín de Colombia, inició el recorrido para conocer cómo se están ejecutando los protocolos y se acondicionó la infraestructura para recibir a los jóvenes y niños.

Martínez destacó la organización que ha tenido Caldas para regresar a las clases presenciales y en el programa de alimentación y aseguró que las dificultades se pueden presentar en cualquier parte, pero enfatizó en la necesidad de volver a las aulas y evitar el chantaje social para enfrentar el ausentismo y la deserción, que a su vez puede hacer perder plazas docentes.

“Según el informe de la Unicef y la Unesco, solo 19 de 183 países afiliados tienen a sus niños guardados en su casa y estamos entre esos 19. Hay evidencia médica de que la afectación es mayoritaria en salud, desarrollo social, cognitivo y físico de los niños. La educación tiene que ser presencial, porque requiere de interacción social y acompañamiento permanente”, puntualizó.

Fotos cortesía Secretaría de Educación de Caldas/Unas 82 sedes deben tener ajustes para poder volver a clases presenciales

Fabio Arias, secretario de Educación de Caldas, mencionó que el 92% de las instituciones educativas cumple con lo necesario y el 8% restante seguirá en clases virtuales y con guías, dado que requieren de reparaciones. Esto quiere decir que al menos 82 sedes, de las 1.023 no lo harán.

Como ejemplo mencionó al Juan Pablo II de La Dorada, que debido a su deterioro se solicitó una investigación y se están analizando presupuestos con la Alcaldía para hacer las reparaciones necesarias. En otros municipios también se requiere agua y por eso se debe seguir con la educación remota.

Faltan garantías

Darío López, presidente de Educal, declaró que se seguirá pidiendo que las clases presenciales sean a partir del próximo año, pues considera que no hay garantías a causa de la alta ocupación de unidades UCI, por los porcentajes de vacunación, la falta de dotación y la infraestructura inadecuada.

Una preocupación es que apenas va entre el 30% y el 35% de docentes vacunados con la segunda dosis y lo que exige el artículo 5 de la resolución 777 que menciona que solo pueden regresar quienes tengan el esquema completo.

Añadió que además están prohibidos los eventos que concentren a más de 50 personas cuando la ocupación UCI pase del 85% y tampoco se cumple esta premisa. Sumado a eso, dijo que faltan obras para que las instituciones tengan suficiente ventilación, pues existen aulas en las que solo está la puerta de ingreso.

López sugirió que se trabaje por el resto del año en esos acondicionamientos de modo que se invierta en los trabajos de infraestructura necesarios, a la vez que exigió que se tomen decisiones frente al método de enseñanza, porque habrá retrocesos al poder darles clase a 15 de 40 estudiantes.

De la alternancia a la presencialidad

La alternancia contemplaba clases en primer semestre entre el 30% y 50% de la matricula, unos 40 mil niños. Con la presencialidad tiene que estar el 100% y se debe repartir para ver clases en diferentes jornadas. Con la alternancia no había obligación de asistir, con la clase presencial sí, pero actualmente va en el 80%.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami