Las obras de mitigación se construirán en 10 puntos

Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGDR) visitó a Manizales para conocer los puntos a intervenir. Son $20 mil millones para zonas rurales en riesgo.

10 obras de estabilidad se empezarán a ejecutar en zonas rurales de Manizales, consideradas como puntos críticos y con lo que se busca prevenir desastres y llevar tranquilidad a las familias que habitan estos sectores. Ayer, delegados de la UNGDR visitaron los sitios a intervenir.

Foto cortesía Alcaldía de Manizales/ $20 mil millones de pesos se aportaron para las nuevas obras de mitigación

Jhon Jairo Chisco, subdirector de Infraestructura de Corpocaldas, sostuvo que se espera iniciar en un mes aproximadamente, ya que en septiembre se aprobó el proyecto que formularon la Alcaldía y la Corporación y $20 mil millones se invertirán en las veredas Buenavista, Pueblo Hondo y Tarro Liso, Cerritos, en la quebrada Manizales a la altura del parqueadero de Autolegal, la Curva del Kumis y el Conjunto Los Cerezos.

“Son obras de estabilidad de taludes, de control de erosión, de manejo de aguas lluvias y de control torrencial. Se harán canales escalonados, canales en concreto, reforzamiento de taludes, muros de contención, obras de bioingeniería, filtros y drenes. Las intervenciones son de tipo correctivo y preventivo”, mencionó Chisco.

Según el subdirector, ya se adelantaron los procesos de contratación y los contratistas e interventores están listos. Destacó que estas labores son de tipo correctivo y preventivo y en estos sectores se pretende controlar que no se sigan presentando desprendimientos y no se afecte la infraestructura aledaña.

Sitios críticos con antecedentes

Alexa Morales, directora de la UGR Manizales, sostuvo que son distintos problemas que se atenderán como en Tarro Liso que presenta inestabilidad desde el 2019, es una zona desprovista de vegetación y hay socavación.

En Pueblo Hondo también existe inestabilidad en distintos puntos e incluso en el 2019 tres personas murieron en un deslizamiento. “Ha tenido influencia en las condiciones socioeconómicas y ambientales de la zona. Estos procesos de inestabilidad han sido continuos y se espera mitigar con las obras. El área cultivable se ha visto afectada por la sedimentación de drenajes y hay una vulnerabilidad latente para la comunidad”, aseguró la funcionaria.

Chisco añadió que Buenavista es un punto crítico, pues allí se desarrollan labores de pastoreo y otras actividades agropecuarias, allí se causan grandes volúmenes de escorrentía, hay desestabilización de márgenes y el lodo fluye constantemente a la quebrada Minitas, por lo que se pretende mejorar el cauce y hacer una recuperación ambiental.

Bucan más recursos

Ahora, la Administración Municipal busca obtener recursos por $16 mil millones para culminar las intervenciones del barrio Aranjuez, en el morro Sancancio, sitio afectado por la tragedia invernal del 2017. Morales dijo que durante la Administración pasada se cumplió con la primera fase, pero es necesaria una segunda, para terminar unas obras necesarias.

“El año pasado, el alcalde Carlos Mario Marín radicó el proyecto ante la UNGDR, la idea es conseguir recursos con entes nacionales porque es una considerable suma de dinero, ya se logró disminuir el riesgo, este cerro tiene un punto de recurrente flujo de lodo y hay que acabar”, concluyó.

Inversiones

Actualmente, la Alcaldía, a través de la UGR, invierte $3 mil millones en otras obras de estabilidad. Corpocaldas aporta otros $5 mil millones.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami