Las vías caldenses y la lucha eterna en temporada invernal

Secretario de Infraestructura, John Jairo Gómez, habla sobre la situación causada por el invierno. El Brillante, en Pácora, un sitio en el que se centran las miradas.

Transitar por el sector del Brillante, en Pácora, es una prueba de fe para los conductores. Por allí pasa la Falla de Romeral y los deslizamientos y la pérdida de la banca son constantes. Acelerar a fondo y darse la bendición es la consigna, para intentar cruzar en el punto más alto, pero en ocasiones, los vehículos se quedan atascados.

Fotos cortesía Secretaría de Infraestructura de Caldas/Buenavista, en la vía Manzanares – Petaqueros, entre los puntos que han requerido mayor atención

El invierno en Caldas se convirtió en sinónimo de dolores de cabeza para las autoridades en temas viales. Esta temporada no ha sido la excepción y la emergencia tiene las maquinarias de municipios y de la Gobernación atendiendo puntos críticos del departamento.

El secretario de Infraestructura de la Gobernación, John Jairo Gómez, explicó que por la intensidad de las lluvias y la topografía de la región se han visto taponamientos en diferentes vías, pero se trabaja con los municipios para poder garantizar la conectividad entre las veredas y las cabeceras municipales.

En el último reporte de este miércoles se registró un deslizamiento en el sector de La Alquería, en Villamaría, entre Tres Puertas y La Cabaña y también un desprendimiento de rocas entre Salamina y Aranzazu, en La Unión, en donde se programará un derrumbe para despejar el peligro. Pero también se hace mantenimiento preventivo entre La Quiebra de Vélez y La Estrella, en Manizales, y entre El Codo y Santa Bárbara, en Samaná.

“Tenemos 428 puntos críticos identificados, hemos venido atendiéndolos con obras menores, con procesos licitatorios y con convenios con las alcaldías. Tenemos procesos más grandes como el del Brillante (Pácora), en donde estuvimos el pasado domingo y el compromiso es avanzar con una variante. Es delicado, lo estamos monitoreando y tendremos una oruga y una retroexcavadora”, explicó Gómez.

428 puntos críticos atienden en Caldas, que requieren de mayor cuidado debido a la presente ola invernal
John Jairo Gómez – secretario de Infraestructura de Caldas

Atención para puntos especiales

El Brillante, ubicado entre los corregimientos de San Bartolomé y Castilla, presenta un problema desde hace unos 50 años, pues por allí pasa la Falla de Romeral y es quizás uno de los que mayor atención ha merecido últimamente en Caldas. La solución fue cerrar o hacer mantenimiento y plantean como la salida más económica, la construcción de otra vía.

Esta tendría unos 900 metros de largo y requiere de la adquisición de ocho predios. El funcionario explicó que se logró un acuerdo con el Concejo para el avalúo y compra de estos. Iría desde La Quiebra hasta la vereda El Escobal, por la cresta de la montaña. En el último año se han registrado cinco volcamientos de carros, por fortuna, sin víctimas fatales.

El secretario manifestó que otro punto de cuidado es Buenavista, en la vía Manzanares – Petaqueros, que une además a Pensilvania y Marquetalia con Manizales. Allí se realizaron estudios en el 2018, cuando la falla era de 50 metros, pero ahora ya es de 400 metros, por lo que es necesario efectuar ajustes técnicos. Se invertirán $1.200 millones.

Puntualizó que frente al sector de La Blanquita, entre Aguadas y Pácora, otro punto crítico, se encuentran en proceso de contratación y se invertirán $946 millones. Este punto ha sido objeto de deslizamientos históricamente y últimamente se realizaron obras de mitigación. Para Lavaderos, en Filadelfia, se avanza en estudios y diseños.

Monitoreo

Según John Jairo Gómez, se hace un monitoreo constante a los puntos críticos en compañía de la Unidad de Gestión de Riesgo departamental, la Secretaría de Medio Ambiente y Corpocaldas.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami