Los penales nos dieron la semifinal, y los penales nos negaron la final

Contrario a la efectividad demostrada en la definición desde los 12 pasos con Uruguay, esta noche ante Argentina, los colombianos se dejaron sacar de concentración por un Martínez ‘bocón’, quien atajó los disparos de Davinson, Mina y Cardona.

Fue un partido intenso, como era de esperarse cuando se enfrenta a Argentina y su juego de cuerpo y fuerza. A solo 6 minutos del pitazo inicial ya los ‘Albicelestes’ se fueron arriba, mientras una Colombia apenas se asentaba en la grama del Mané Garrincha de Brasilia.

Fue un ida y vuelta, por lo que apenas del primer tanto casi se da el empate con una jugada colectiva que no pudo concretar Juan Guillermo Cuadrado, luego de un pase de la figura del partido por Colombia: Luis Díaz. Se luchó, se presionó y en los primeros 45 minutos Colombia tuvo la posesión del balón y generó un par de oportunidades a una Argentina, que sabe de manejar tiempos y de moler al rival.

Se hizo presión, se jugó con decisión y por eso Barrios conectó un fuerte remate de media distancia que se estrelló en la raíz del palo en el minuto 36 y hasta un cabezazo de Mina, finalizando los primeros 45, casi se le cuela a Dibu Martínez, quien tenía reservado lo mejor de su repertorio y de su cuestionable vocabulario, del que hizo ‘gala’ en la tanda de los penales.

En el segundo tiempo, con el ingreso de Edwin Cardona, Yimmi Chará y Frank Fabra, el equipo ganó en manejo y profundidad, con lo que se liberó a un Luis Díaz inspirado, que encontró en la rapidez mental de Cardona un pase profundo en el que luchó, ‘guapeó’ y ya cayéndose puntió para vencer la portería Argentina. Eso fue a los 60 minutos, el 1-1.

Argentina tuvo también sus oportunidades para el segundo, gracias a un regalo de Daniel Muñoz en la media cancha que cogió a Colombia con todas las líneas adelantadas y tuvo que salir David Ospina a estorbar a un Di María que habilitó a Lautaro Martínez, quien encontró a un Barrios protector del arco y que ahogó el grito de gol. O la jugada de Di María con Messi que chocó contra el palo o los intentos de tiros directos que tuvo el 10 argentino.

Se consumió el tiempo, y la ronda de los penales fue la que decidió. Cuadrado marcó para la ‘Tricolor’ y seguidamente Messi igualó para los del sur. Y comenzó el glosario de un Dibu Martínez para sacar de concentración a Davinson, quien perdió el duelo con el portero argentino. De Paul lo mandó a la tribuna; Mina, objeto de otras tantas palabrotas de Dibu, vio como este le atajaba su tiro, y Paredes venció a un Ospina, que esta noche no pudo conjurar ningún misil argento. Borja no se amilanó y dio esperanzas, pero Lautaro mantuvo la ventaja, hasta que Cardona cobró al cuerpo de Dibu, y Argentina celebró su paso a la final, en la que se encontrará este sábado con los dueños de casa en el Maracaná.

Los de Reinaldo Rueda disputarán el premio de consolación, el tercer puesto, ante Perú. Hay dolor, porque Colombia soñó con la final. Otra vez será, ¿pero cuándo?

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami