Sobreprotección ha atentado contra la guadua en el Eje; 28.000 hectáreas se habrían erradicado

La presidenta de la Sociedad Colombiana del Bambú, Ximena Londoño, indicó que después de 16 años de trabajo se reconoce la cadena productiva del sector y su agroindustria, lo que abre innumerables posibilidades para la defensa de la gramínea, el beneficio para las comunidades rurales y una opción para la reactivación económica. Minagricultura estará este sábado en Quindío.

AUDIO/Ximena Londoño, presidenta de la Sociedad Colombiana del Bambú.

En el centro de un ‘paraíso oculto’ en Pueblo Tapao y con decenas de especies de bambúes del mundo como testigos, la ingeniera agrónoma Ximena Londoño reveló a www.ejeplural.com que la sobreprotección de la guadua ha generado la devastación de miles de hectáreas, solo en la región cafetera, 28.000 ha, según el último estudio de 2008, y que por ello toma preponderancia la puesta en marcha de la cadena productiva de la guadua/bambú y su agroindustria, hecho que será este sábado 3 de julio, con la asistencia del ministro de Agricultura, Rodolfo Enrique Zea Navarro.

“Esa sobreprotección lo que ha hecho es que muchos dueños de fincas la erradiquen de forma incontrolada y entonces siembren café, plátano o montan un potrero, cualquier cosa distinta que ese pedazo de tierra les genere economía y no una carga de prediales y de impuestos”, expresó la experta, quien es además la presidenta de la Sociedad Colombiana del Bambú.

Para ella, la consolidación de la cadena productiva es la oportunidad para reconocer el potencial agroindustrial de la planta, que no es un árbol sino un ‘pasto gigante’, y por ello no debe ser tratada como un recurso forestal sujeto a normas que lo que han hecho es amenazarla.

En diálogo con www.ejeplural.com, en la víspera de la oficialización de la cadena, la experta, quien es una autoridad mundial en los bambúes, explicó que estos pertenecen a la familia de las gramíneas y que la guadua es una de las más de 1.700 especies de bambúes, y que en Colombia se ha tenido una mirada sesgada y poco real de la planta, que si es aprovechada de manera sostenible y articulada le brindará protección, seguridad alimentaria y beneficios a las comunidades.

¿Qué es el bambú?

El bambú es una planta multifacética, es una gramínea gigante no es un árbol y esa ha sido nuestra posición por muchos años, por eso es que nosotros estamos luchando ante el ministerio del Ambiente porque este regula lo forestal y la guadua no es un recurso forestal, es decir no es un árbol sino un pasto gigante y es prima hermana de la caña, del maíz, del arroz y del trigo.

Son plantas que le aportan a la seguridad alimentaria de la humanidad y el bambú es una más de esas, por eso en China y en el sudeste asiático la gente lleva más de 2.500 años alimentándose de los brotes de bambú. Ellos aportan nutrición y también son buenos para la salud en general porque tienen altísimo contenido de fibra, hierro, calcio, potasio y no tienen sílice. Entonces digamos que eso es una parte cultural de Asia, de Oriente, pero no tenemos la misma cultura en América, pero no quiere decir que nuestros bambúes americanos no sirvan como alimentos, eso lo tenemos que investigar.

¿Ha existido una sobreprotección y ello ha afectado a la planta?

Usted ha dicho la palabra exacta, esa sobreprotección lo único que ha hecho es que la gente que tiene guaduales en sus fincas y que no los pueden explotar porque hay una serie de trámites, ha propiciado que muchos dueños de fincas la erradiquen para sembrar café, plátano o montar un potrero, cualquier cosa distinta en ese pedazo de tierra que les genere economía y no les genere una carga de prediales y de impuestos, eso es lo más grave que está pasando.

¿Ese fenómeno cómo ha impactado negativamente las hectáreas de guadua?

En los últimos 16 años se erradicaron 4.000 hectáreas no más en el municipio de Pereira. Se hizo un estudio comparativo del 2000 y se determinó que desaparecieron 4.000 hectáreas en proyectos de condominio, en avenidas, en barrios. Esa cifra no se ha actualizado pero tenemos esa cifra y una del 2008 y seguramente cuando se actualice veremos un impacto mayor.

¿Cuál era la cifra de 2008?

Era de 28.000 hectáreas en el Eje Cafetero, -Caldas, Quindío y Risaralda- y en el norte del Valle. En Quindío, exactamente no me acuerdo pero creo que eran como unas 4.000 hectáreas y por eso el lanzamiento de la cadena productiva de la guadua será el logro de un gremio para la defensa de la planta y su aprovechamiento sostenible.

¿Cómo se ha convertido este pasto gigante en un alimento?

Yo por ejemplo cultivo acá una especie asiática traída de Taiwán y otras de India porque hay muchas especies cerca de 1.700 en el mundo, pero no todas son palatables y buenas como alimentos. Yo tengo cinco que sí pueden servir como alimento, por lo que han surgido varios emprendimientos como la cerveza que se hace con el follaje.

Hay especies que se utilizan para la elaboración de bebidas y también se usan en China para producir medicinas, entonces digamos que el bambú es esa planta, muy pocas sobre este planeta Tierra, que tiene todo ese potencial y que infortunadamente en Colombia, con esa mirada tan sesgada y tan poco real de las corporaciones autónomas y del ministerio de Ambiente no ha permitido que las comunidades rurales se benefician y se genere una economía. Se puede explotar de manera socioeconómica y también cumplir su función ambiental, lo uno no quita lo otro.

La guadua es una specie de bambú, un pasto gigante, como lo define Ximena Londoño.

¿Qué otras iniciativas se han detectado en la construcción de la cadena?

Hay iniciativas que desde los que producen la materia prima hasta los que la transforman en vivienda, construcción, artesanías, muebles y otras especies, que sirven también de decoración de cielorrasos o para hacer una cerveza como en el Huila o para alimento como los brotes de bambú que estoy haciendo yo aquí en El Paraíso del Bambú y la Guadua.

¿Qué sectores engranará la cadena?

La cadena implica un engranaje de los actores tanto de la sociedad civil como en la academia y el gobierno. Este es el sueño de un gremio que lleva luchando muchos años. Hace 16 años que empezamos a hacer el primer acuerdo de competitividad para que nos reconociera el ministerio de Agricultura y eso fue en el 2004. Y por fin es una realidad, gracias a la perseverancia de este gremio.

¿Qué significa que se reconozca la planta y su cadena de agroindustria?

Estamos tan contentos de que por fin el ministerio de Agricultura le dé una mirada agrícola, que mire que allí hay un potencial económico para las comunidades rurales de Colombia para contrarrestar esta recesión del COVID-19 y reactivar la economía desde el campo.

Ya tenemos la materia prima, está ahí en la finca de la gente, ahora podemos transformarla de una manera que a ese pequeño agricultor o mediano le genere economía y no termine erradicándola. A partir de la cadena podemos empezar a hacer encuestas y determinar cuánta gente hay desarrollando trabajos con artesanía, cuánta gente hay dedicada a la construcción de muebles, cuánta gente hay en la industria de la construcción de vivienda, o cuántos maestros de obra hay entrenados y capacitados por el Sena.

En El Paraíso del Bambú y la Guadua, casa de decenas de especies de todo el mundo y que ha cuidado Ximena Londoño, se realizará el lanzamiento de la cadena con la presencia del ministro de Agricultura, Rodolfo Zea Navarro.

¿Y la articulación con Minambiente, las corporaciones autónomas y el Centro Nacional para el Bambú de Córdoba?

Vamos a estar articulados en la cadena y la guadua y los bambúes todavía estarán regulados por el ministerio del Ambiente y por las corporaciones autónomas, el hecho de que nos reconozcan la cadena no quiere decir que se liberen las requerimientos que existen hoy día. Siempre hemos tenido una estrecha relación con el Centro para el Estudio del Bambú inclusive ahora con mi proyecto El Paraíso del Bambú.

¿Cuál es el desafío?

Somos 11 departamentos que conformamos esta primera organización de la cadena productiva, por lo que están Cauca, Caquetá, Huila, Meta, Valle Caldas, Risaralda, Quindío, Tolima, Santander y Cundinamarca y con cada uno de los consejeros tenemos que articular la cadena a nivel departamental y tienen que empezar a trabajar con la gente del ministerio de Agricultura.

El evento del sábado

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Enrique Zea Navarro, junto a delegados del Consejo Nacional de la Cadena Productiva de la Guadua/Bambú y su agroindustria, de la Organización Internacional del Bambú y el Ratán – INBAR, gobernación, academia y secretarios de agricultura de varios departamentos, participará del lanzamiento este sábado 3 de julio, a partir de las 2:30 p.m., en El Paraíso del Bambú y la Guadua, en Montenegro, Quindío.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami