Vivió una pesadilla con los lacrimógenos en su casa

Un habitante del barrio Las Colinas, de Manizales, aseguró que lanzaron un gas a su vivienda. Lo afectó a él, a su hija y a su esposa.

Un habitante del barrio Las Colinas, en límites con Castilla, denunció el ataque con gases lacrimógenos del que fueron víctimas él y su familia el pasado jueves, tras enfrentamientos entre manifestantes y policías que arrancaron frente a la Terminal de Transportes, en la vía Panamericana.

Sostuvo que nunca ha hecho parte de ninguna marcha y se convirtió en algo frecuente que el barrio sea campo de batalla durante cualquier protesta. La gente sale en dirección hacia sectores residenciales y allí se generan los enfrentamientos que perjudican a la comunidad.

Hacia las 10:25 de la noche del jueves 24 de junio, él y su pequeña hija veían televisión, mientras su esposa estaba en la cocina. Se empezaron a escuchar los estruendos de las aturdidoras, hasta que sintió un golpe fuerte en el patio, y 10 segundos después la vio llena de humo, empezó a sentir ardor en los ojos y un olor penetrante.

“La humareda era impresionante, busqué la granada, mientras ellas se metieron al baño y abrieron la ducha. El ardor era impresionante, me estoy recuperando de covid, estoy medicado, no pude más y me desvanecí, sentía que no podía hacer más y que me iba a morir”, recordó el afectado.

No más

Su esposa, al notar que no le respondía, salió a la sala, le puso una toalla mojada encima y lo ayudó a moverse hasta una habitación a la que no había entrado aún el gas. Usó sus inhaladores y logró reponerse. Hasta las 2:00 de la mañana se quedaron en el cuarto, pues llamaron a las líneas de emergencias, solo les respondieron en el 123 y no les brindaron solución.

El ciudadano hizo un llamado a las autoridades y a los manifestantes, para que detengan los enfrentamientos que están perjudicando a otras personas. Pidió más presencia de las autoridades para prevenir, pues cerca de allí hay una construcción y los vándalos aprovechan para cargar piedras y lanzarlas.

Ayer, integrantes de la Policía acudieron al barrio y ofrecieron disculpas a los vecinos afectados por los gases lacrimógenos. Hace tres semanas, algo similar ocurrió en Villa Hermosa. Una mujer discutió con los uniformados por el trato a los manifestantes y aseguró que recibió insultos. Al día siguiente, las autoridades acudieron a su vivienda y se disculparon por el acto.

Eje Plural intentó obtener respuesta, pero no fue posible.

Afectados

Según el hombre afectado, no solo su familia fue víctima de los lacrimógenos. A las viviendas vecinas, donde también hay niños, cayeron más de estos elementos.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami