Turismo con altura, montaña y naturaleza

Para nuestro caso, nos encontramos en el llamado Triángulo del Café o Eje Cafetero que según las cifras de turismo es uno de los destinos más visitados en Colombia.

La llegada de una temporada vacacional despierta el interés por conocer lugares nacionales o internacionales que llenen las expectativas según los gustos de cada cual; salir a conocer nuevas experiencias, nuevas gentes y nuevas culturas, es lo que en las agencias de viaje llaman destino turístico el cual atiende los gustos personales ya sea en parques mecánicos, playa, sol, nieve,  ciudades históricas, aventura o un sin fin de destinos reconocidos por sus publicitadas atracciones.

Para nuestro caso, nos encontramos en el llamado Triángulo del Café o Eje Cafetero que según las cifras de turismo es uno de los destinos más visitados en Colombia, haciendo la claridad que gran parte de ese movimiento turístico se lo lleva el Quindío con sus parques temáticos. Sin embargo, todas las agencias de turismo lo ofrecen y venden como Eje Cafetero.

Si es justo o injusto no es el tema, lo verdaderamente importante es que nuestro eje cafetero está conformado por tres departamentos llenos de paisajes exóticos reconocido por la UNESCO como Paisaje Cultural Cafetero de Colombia, patrimonio de la humanidad.

Es el momento de acudir a la memoria y el recuerdo. El enduro Word Series, evento de ciclomontañismo con sede en Manizales en el año 2018, con más de 400 deportistas de 40 países, para que nos hagamos a una idea, es como la Fórmula 1 del ciclomontañismo, y fuimos no solamente sede en Colombia, sino de todo el continente americano  junto con Chile, este último con pistas secas y polvorientas. En contraste, el centro sur de Caldas entregó pistas y rutas espectaculares llenas de color verde, bosques, matorrales de café, calor, frio, altura, rutas urbanas, rutas rurales, aves y agua, todo enmarcado en un área geográfica relativamente pequeña, pero gigantesca en diversidad.

La visita previa de los extranjeros facilitó que conocieran la región postulada como sede, parecía imposible, pero esos extranjeros fueron recibidos por unos anfitriones que sumaron fuerzas garantizando no solamente recursos sino seguridad, transparencia, pistas, traductores, logística, salas de prensa, actos culturales, gastronomía y en general una ciudad que se dispuso al 100% para ser sede de este evento.

Los foráneos  se encontraron con una ciudad pequeña, agradable, gente amable y lo sorprendente para ellos, una diversidad de climas y muchas calles empinadas, propias para la gravedad y el vértigo urbano que para el contexto turístico también sumó. La ciudad lo facilita mucho, salir de la comodidad del hotel para ir al Bosque Popular (¡mucho parque!) en tan poco tiempo, salir de allí y llegar a las pistas sobrecargadas de naturaleza que muchos de ellos la llamaron jungla.

Sorprendente e increíble para ellos, en cuestión de minutos estar en el bosque, y en cuestión de minutos estar en el frio absoluto del Nevado del Ruiz y en cuestión de minutos estar en el calor abrasante de Arauca o el km 41. Para ellos es incomprensible que en espacio geográfico tan pequeño encuentren tantos climas y tanta variedad de naturaleza, para ellos es un disfrute total ver una gallina con sus pollitos, eso es lo que el deporte puede hacer usando la naturaleza, las vías terciarias, las lomas, el verde permanente durante los 365 días del año, llenos de agua, de aves y una característica bien especial, la altura de montaña.

No fue solo el enduro Word series, fue el Panamericano de pesas, el Panamericano de Down Hill, el Latinoamericano de Aikido, el Internacional de chiquifútbol y la Maratón del Nevado del Ruiz, enmarcada en el Festival de la Montaña.

Qué evento maravilloso este último, con exposición de fotografía de montaña, literatura de montaña y gastronomía de montaña. Tal vez no tenemos los parques temáticos de otro lugares, pero tenemos lo que no tienen ellos, 42 kilómetros de maratón en la montaña, y no cualquier montaña, alturas hasta los 4000 msnm que desafían los mejores atletas del mundo, así muchos no lo crean o no lo vean, pero sí hay con qué generar el destino turístico de esta parte del Eje Cafetero, el turismo deportivo con ALTURA, MONTAÑA Y NATURALEZA.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami