¿La U en el Quindío ‘coquetea’ a los verdes?

La que se ha mostrado como la única lista a la Cámara definida en el Quindío parece que no lo está del todo. Hay llamadas para hacer coalición.

Mucho se habla en el Quindío sobre las posibles ternas para la Cámara y nada está definido aún, porque cada quien hace sus cuentas, no solo particulares sino también desde cada colectividad.

El pasado 15 de octubre, la presidenta de La U, Dilian Francisca Toro, en rueda de prensa presentó la terna de su partido a la Cámara en el Quindío, con los nombres de Margarita María Ramírez Tafur, Javier Ramírez Mejía y Eduardo Orozco Jaramillo.

Se mostró como el grupo más organizado y se presentaron ‘Unidos por el Quindío’ en un evento en el que lucieron sus camisas blancas y logos de La U, no obstante parece que no es tanta la unidad y menos que esté totalmente definida la terna.

Quizás algunos nombres no fueron bien recibidos y las reacciones en los corrillos políticos han puesto a pensar a las directivas de La U, las cuales ya ‘coquetean’ con sus similares de otros colectivos, según nos informaron al calor de un café.

Sí, no se asombren, pero al parecer ya hubo llamadas a integrantes de los Verdes en el Quindío, con el fin de hacer coalición para la Cámara. Que quede claro, no fueron los de la Alianza los que dieron el primer paso, sino los naranjas de La U.

Entre los verdes, un Felipe Robledo, el defensor de la ‘Primera Línea’, ha avanzado en su trabajo y estuvo en la pasada visita del precandidato Camilo Romero al Quindío, mientras que en otro de los bloques, porque al igual que en el escenario nacional los verdes están divididos, hay otros nombres que son fuertes en la colectividad.

Así, aunque los concejales verdes en la región, con Stefany Gómez a la cabeza y quien ostenta representativamente su curul en el concejo de Armenia, se muestran unidos, lo cierto es que las divergencias y las fracciones se han registrado entre los líderes, con lo que no se sabe si haya consenso y unidad entre todos los del partido del ‘girasol’.

El por qué de las coaliciones

Como se recuerda, en la reforma de Equilibrio de Poderes, aprobada en la vigencia 2015, se abrió paso a las coaliciones de partidos y movimientos políticos con personería jurídica que sumados hayan obtenido hasta el 15% de los votos válidos de la circunscripción correspondiente.

En 2018 no estaba reglamentada por lo que hubo tutelas para inscribir listas con coaliciones y solo en la reforma al Código Electoral del año pasado, el que está siendo estudiado por la Corte Constitucional, se reglamentó el punto de estas alianzas, por tanto existe la incertidumbre de que no se pueda aplicar la figura en 2022. Las tutelas serían protagonistas, una vez más.

En las legislativas de 2018, Alianza Social Independiente, ASI, el Movimiento Alternativo Indígena y Social, Mais, y la Unión Patriótica, UP, inscribieron una lista de coalición al Senado, y consiguieron cuatro curules en la Cámara Alta.

Y en las regionales de 2019, la figura fue exitosa al alcanzar 14 alcaldías de ciudades capitales en el país, entre ellas la de Claudia López en Bogotá.

Así que, las coaliciones se proyectan como una alternativa para alcanzar el objetivo de una curul y para presentarse fuertes en una contienda, que como la de Cámara en el Quindío, no está clara del todo, porque las listas del partido Liberal, Cambio Radical, los mismos Verdes, o la de los partidos cristianos como el Mira y Colombia Justa y Libre, que ya oficializaron su alianza, no están definidas, así muchos de sus precandidatos digan que son integrantes fijos de sus colectividades.

En política, las ‘volteretas’ están a la orden del día. Este 13 de noviembre, según el calendario electoral de la Registraduría Nacional del Estado Civil, se inicia el periodo de inscripción de candidatos al Congreso, el cual se extenderá hasta el 13 de diciembre. Veremos cuántos siguen y cuántos ya estarán ‘quemados’.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami