#EnVideo: “Mi hermano no es un monstruo, él iba a proteger al presidente de Haití”: Yenni Capador

Duberney Capador Giraldo, nacido en Génova, habría muerto luego del hecho en el que fue asesinado el jefe de Estado, Jovenel Moïse. Cerca de 26 colombianos están siendo señalados. Versiones encontradas dan un giro a la investigación. En entrevista con www.ejeplural.com le pidió tres cosas al presidente Iván Duque.

El asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, no deja de sorprender al mundo, a Colombia y ahora al Quindío, pues la hermana de uno de los exmilitares que fue muerto luego del hecho fatal y que está siendo señalado por el crimen del jefe de Estado, dialogó con www.ejeplural.com y enfatizó que Duberney Capador Giraldo “no era un monstruo ni un vil asesino, sino que él iba era a proteger al mandatario haitiano, quien era objeto de amenazas de muerte”.

Yenni Carolina Capador Giraldo, quien dio sus primeras declaraciones a Adrián Trejos, de la cadena Caracol Radio Armenia, compartió su historia y dijo que su familiar fue “un hombre con una hoja de vida intachable y que siempre amó al Ejército Nacional”.

“Él trabajó 20 años en el Ejército y no estoy de acuerdo con que empañen su nombre diciendo que es un asesino. Iba contratado por una empresa de seguridad privada y era para cuidar al presidente de Haití, por todo lo que pasa allá. Igual estaban todos los compañeros”, manifestó Yenni Carolina, en diálogo esta vez con www.ejeplural.com

“El día que lo mataron vilmente estuvo hablando conmigo todo el día desde las 6:30 de la mañana. Él y los demás compañeros estaban encerrados en una casa y estaban tratando de negociar la entrega… Me pidió que orara mucho por él”, comentó la hermana, quien además indicó que ya existen versiones que dan cuenta de una declaración de la primera dama, Martine Moïse, quien habría dicho que los exmilitares colombianos los habrían auxiliado.

Yenny Carolina dijo que Duberney fue un gran ser. “Invito a que antes de juzgar a una persona miren su hoja de vida, que en el caso de Duberney y de muchos de sus compañeros es intachable, con muchos reconocimientos. Mi hermano incluso viajó a Estados Unidos a un tema de derechos humanos, todo patrocinado por el Estado”, agregó.

Pidió al gobierno nacional y al presidente Iván Duque que se le ayude a la familia a repatriar su cuerpo para darle sepultura, el último adiós y así terminar con esta pesadilla. “Él salió el 6 de mayo y yo le ayudé a hacer la maleta, iba con muchos sueños a hacer lo que amaba y lo que hizo toda la vida. El itinerario de vuelo sí es como lo han revelado, iba con la esperanza de un mejor futuro para los hijos y mi mamá… pido que se esclarezca todo lo que está pasando porque as´í no son las cosas”, subrayó.

Muchas versiones

En la madrugada del pasado miércoles fue hallado muerto en su habitación el presidente de Haití, Jovenel Moïse, y a su lado gravemente herida su esposa. En los primeros reportes se indicó que un comando de mercenarios ingresó a la vivienda de Moïse y cometió el magnicidio.

Se informó que recibió 12 impactos de bala de un comando que llegó a su morada y como ‘Pedro por su casa’, entró a la habitación del jefe de Estado para torturarlo y obligarlo a firmar su dimisión a la presidencia.

Según las informaciones preliminares de las autoridades haitianas, 26 de los 28 presuntos asesinos serían colombianos y uno ellos quindiano: se trataría de Duberney Capador Giraldo, un exsargento viceprimero del Ejército Nacional y quien habría sido abatido luego del funesto hecho.

La historia ha estado llena de versiones y giros, así como de acusaciones y de una serie de dudas, por lo que la hermana de Duberney pidió justicia y que se esclarezca para limpiar el buen nombre de su pariente.

Este viernes, y de acuerdo con el reporte de la necropsia, se dijo que Jovenel al rehusarse a firmar la dimisión fue sometido a torturas en las que se le fracturó un brazo y le perforaron un ojo, antes de quitarle la vida.

No se han desvelado los detalles de los hechos acaecidos en la madrugada del miércoles pasado, no obstante se ha resaltado que luego del crimen las autoridades y la Policía de Haití reaccionaron y en tiempo récord abatieron a tres de los supuestos comandos, uno de ellos el quindiano Capador Giraldo, y capturó a otros 17, no sin antes revelar que fueron cerca de 28 hombres los que participaron en el magnicidio y que 26 son exmilitares colombianos.

Las autoridades de Haití, las que no se percataron de un comando que violó la seguridad de su presidente y lo asesinó, actuaron con celeridad y a pocas horas ya habían neutralizado al supuesto grupo de mercenarios, empero este viernes varios medios, entre ellos El Tiempo revelaron que “el objetivo era prestar seguridad a varios dignatarios en la isla por la tensa situación de orden público y político que se registra, en un periodo de prueba de tres meses, con un pago mensual de 2.700 dólares, si pasaban la prueba entrarían con un contrato por cinco años… Uno de los encargados de ofrecer la opción laboral era Duberney Capador Giraldo, quien fue muerto en Haití por la Policía. De hecho, de acuerdo con la fuente, Capador logró reclutar un primer grupo de 20 hombres, aunque la idea inicial era de 40”, informó el diario capitalino.

El Tiempo agregó: “Todo indica que el coronel en retiro Giovanni Guerrero Torres (capturado), el sargento en retiro Capador, y un tercero que está por identificar crearon una empresa con la finalidad de brindar seguridad en Haití, y esa es la versión que han dado varias de las familias de los capturados”, según fuentes consultadas por el periódico.

Y se resaltó: “Según políticos locales y un informante al que El Tiempo tuvo acceso, las evidencias mostrarían que los exmilitares colombianos llegaron a la casa presidencial una hora después de que el mandatario había sido asesinado. De hecho, fuentes judiciales de la isla confirmaron que dos miembros del anillo de seguridad del presidente están siendo investigados dentro del caso”, que recibirá apoyo de autoridades colombianas que se desplazaron a Haití en la tarde de este viernes.

De otra parte, toma fuerza lo dicho por el senador opositor Steven Benoit al programa Panel Magic. Este viernes, Benoit dijo que “el presidente fue asesinado por sus agentes de seguridad. No fueron los colombianos quienes lo asesinaron. Ellos eran contratistas del Estado haitiano”, comunicó el diario bogotano y que ellos llegaron al sitio de los hechos horas más tarde, en respuesta a un llamado. 

Mientras esto se esclarece, Yenni Carolina, hermana de Duberney, le suplicó al presidente Iván Duque tres cosas: “Una, que nos conceda el derecho de despedir a mi hermano como se merece, como un héroe; dos, que los hombres que están allá son inocentes y que les regalen el beneficio a las familias de tenerlos de nuevo, ya que yo no puedo tener a mi hermano, y tres, que se devuelva el buen nombre de mi hermano, que no aparezca como un vil asesino, porque fue un héroe, un buen hombre que vivió por el Ejército Nacional”.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami