Gobernador insiste: crisis de La Misericordia es por desatención de la gerencia

Cuando se conoció de la renuncia masiva en el hospital de Calarcá, el mandatario Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas enfiló de nuevo sus críticas contra la administración de Bernardo Gutiérrez Montoya.

AUDIO/Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, gobernador del Quindío.

Las malas decisiones administrativas y financieras tomadas desde la gerencia de Bernardo Gutiérrez Montoya son las causas de la crisis que padece hoy el hospital La Misericordia de Calarcá, según ha afirmado el gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, presidente de la junta directiva del centro asistencial.

En un video publicado en sus redes sociales, el mandatario fue enfático en decir que hay desinformación y que todo recae en la desatención que ha existido desde la gerencia. “Por lo anterior hemos acudido a las vías legales, y se logró la visita de la Superintendencia de Salud, desde donde se espera un reporte luego del análisis hecho por el organismo nacional. Asimismo, se han compulsado copias de los informes de la revisoría fiscal y de la oficina de Control Interno a los diferentes órganos de control”, advirtió el ejecutivo seccional, junto a algunos de sus colaboradores. 

Reveló que luego de 8 meses de haber sido solicitados los informes sobre la real situación del hospital a la gerencia, se allegó una información. “La información no coincide con la entregada por la revisoría fiscal y con la de la oficina de Control Interno. Se observan faltas a la verdad y se identifica la carencia de soportes y otras evidencias necesarias en dicho informe. A pesar de que la junta directiva lo ha solicitado de manera continua, la gerencia del hospital y su equipo de trabajo no han presentado un plan de contingencia para enfrentar la situación de crisis financiera  que se vive en la actualidad”, aseguró.

Y fue más insistente en solicitar que se realice “un proceso de cobro efectivo y agresivo para salvar la cartera morosa recuperable; un frente en el que tampoco se observa gestión alguna desde el hospital, únicamente las acciones adelantadas desde la gobernación contactando a deudores morosos y procurando que se agilicen los pagos de las obligaciones”.

Pidió que se trabaje con legalidad, verdad y claridad, y fue enfático en decir que como gobernador no puede asumir obligaciones. “El querer de la junta directiva y de la gobernación, es que todo lo que se diga y se haga en torno a la realidad del hospital La Misericordia, sea bajo los preceptos de legalidad, verdad y claridad. En ese sentido, esta junta no puede -y menos el gobernador, que es quien la preside-, asumir obligaciones como responder por los pasivos del hospital, ni tener injerencia en torno a hechos cumplidos y deudas adquiridas”, expresó.

Y al finalizar, le envió el mensaje al alcalde Luis Alberto Balsero Contreras y a los concejales de la localidad para que también coadyuven en buscar soluciones, puesto que en esta crisis se ha escuchado las voces de varios actores y poco la de otros. “Invitamos a que presenten sus propuestas y alternativas de solución; deseamos con ello generar un trabajo de unidad, articulado, sin protagonismos ni intereses particulares de por medio, porque para nosotros lo público es lo prioritario, tal y como siempre lo he dicho, que el bien común prevalezca por sobre toda otra consideración”. 

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami