Tres años de silencio y sin viviendas en Marquetalia

Víctimas de la tragedia que sacudió al municipio el 11 de octubre del 2018 siguen esperando. Gobernación de Caldas no respondió.

En la madrugada del 11 de octubre del 2018, el estruendo retumbó y despertó a los habitantes del barrio Los Andes, de Marquetalia. Acompañado de un torrencial aguacero, el caos se apoderó del sector, pues un deslizamiento sepultó seis viviendas, destruyó otras tres y acabó con las vidas de 12 personas.

FOTOS/Cortesía Bomberos de Marquetalia y archivo particular/12 muertos y cuatro heridos dejó la tragedia en el barrio Los Andes.

Ese mismo ruido se conjuga hoy con el silencio de las autoridades, que tres años después de promesas no les cumplen a los afectados. Poco a poco fueron perdiendo las ayudas que les ofrecieron, como el pago del alquiler hasta recibir casas nuevas y ahora tienen que ingeniárselas para pagar el arriendo.

Un caso es el de Gloria Tangarife. Por fortuna ningún miembro de su familia murió o resultó afectado, pero sí perdió a sus vecinos y su casa quedó averiada y no le permiten volver a ocuparla.

Dijo que desde que ocurrió la tragedia les prometieron infinidad de cosas y en los primeros cuatro o cinco meses recibieron de todo tipo de asistencia, pero luego los abandonaron a su suerte. Desde julio del año pasado no recibe el pago y en la casa que habita como inquilina se agota la paciencia.

“Fui a ver si me dejaban hacer el arreglo de la casa y me dijeron que no se podía, tengo el gas y el agua, no tengo la energía. Yo buscaría la forma de pasarme porque si a la propietaria no le pagan este año, tengo que buscar para dónde irme”, reclamó la señora.

En su vivienda habitaban seis integrantes de dos familias, pero un poste partió una viga y la parte trasera de la propiedad se empezó a tarjar. Ha pasado papeles en incontables ocasiones, ven a los técnicos analizar terreno y luego llega el silencio.

Luz Marina Vallejo Cifuentes solía pasar algunos días a la semana junto a sus hijos en la casa de sus padres Moisés y María Nieves. El día del deslizamiento, le insistieron en que se quedara, pero ella prefirió dirigirse a su vivienda.

Su madre murió, mientras que su padre sobrevivió gracias a que la baranda de una cama y la puerta le sirvieron de soporte. Quedó atrapado tres metros bajo tierra, hasta que los cuerpos de socorro lo sacaron con algunos golpes menores.

Sin embargo, las secuelas quedaron y padece problemas de corazón, pulmones y para colmo de males, una cirugía le causó dos hernias, por lo que ella y una hermana se turnan para cuidarlo, darle los medicamentos necesarios y acompañarlo a las citas médicas.

Su historia es similar a la de Gloria. Hace 23 meses no les pagan el arriendo, los primeros meses abundó el acompañamiento y con el paso del tiempo todo se fue esfumando. De las autoridades no reciben respuesta.

Entre la falta del terreno y el hermetismo

Marcela Cifuentes, secretaria de Planeación de Marquetalia, explicó que la administración anterior propuso un lote contiguo al asilo de ancianos, pero la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos y Desastres, Ungrd, lo descartó por cuestiones técnicas.

En esta alcaldía se propusieron otros terrenos en Amorositos, el Polideportivo y Arrayanes y nuevamente la entidad respondió que tampoco eran aptos. Recientemente se postularon otros dos en Villa Nueva y que son contiguos. Están a la espera de que les respondan sobre la viabilidad de estos.

La funcionaria especificó que por topografía, el tema ha sido complejo y ya son seis propuestas hechas. Los recursos para construirlas provendrían del gobierno nacional y serían de 25 a 28, tanto para las víctimas de Los Andes, como para otra población vulnerable.

Durante 15 días, www.ejeplural.com buscó a representantes de la Ungrd, pero solo atinó a responder que su labor consiste en apoyar a las entidades municipales o departamentales cuando ocurre una emergencia y que no tiene compromisos establecidos frente a la reconstrucción o reubicación de viviendas y el compromiso lo adquirieron entre el municipio y el ministerio de Vivienda. Este último respondió que solo prestó asistencia técnica.

Desde el 5 de octubre se buscó la respuesta de la gobernación de Caldas para conocer qué gestión se adelanta frente a las casas, la entrega de subsidios y el apoyo a los afectados, sin obtener respuesta. Se intentó comunicación por vía telefónica y por WhatsApp y aunque se comprometió con responder las inquietudes, a la fecha no hubo declaración de ningún funcionario.

Las víctimas

Tras el deslizamiento murieron Cindy Lorena Marín y su hija, Violeta; Luz Elena González, Olmedo Murillo y su hijos Luciana, Alejandro y Camila; la pareja de esposos Yina Yepes y Néstor Libio Hernández; María Adela Montoya y su hijo Gustavo Soto y María Nieves Cifuentes.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami