Aguas residuales revelan que en Pereira y Armenia hay alto consumo de drogas como en Milan y Bruselas

En 2016, científicos europeos, adelantaron un análisis en Bogotá y Medellín, e identificaron el consumo de gran cantidad de sustancias psicoactivas como cocaína, marihuana, ketamina, anfetamina, metanfetamina y éxtasis (MDMA).  Esos datos, fueron superados por las dos ciudades cafeteras, indicó Minjusticia, en el más reciente análisis.

Quién se podría imaginar, que al analizar los desechos residuales, es decir lo que cada familia ‘vacea’ en su sanitario, sifones, lavamanos o lavaplatos, se iba a revelar qué se consume en cada hogar. Pues no hay que imaginarlo, y en un estudio de la universidad de Caldas y el ministerio de Justicia se determinó que Pereira y Armenia son dos ciudades en las que el alto consumo de sustancias psicoactivas alcanza niveles muy por encima de los nacionales y mundiales.

“El estudio arrojó desde lo específico a lo puntual e indicó que el consumo y estimación en el Eje Cafetero está en niveles grandes como en ciudades tipo Medellín o Bogotá, o incluso ciudades internacionales o de otras esferas como Milan, Barcelona o Bruselas, y esto advierte que causas circundantes como el ecoturismo, la depresión económica y la incertidumbre de esta pandemia pueden estar generando una elevación de estos consumos”, dijo Milton Rosero Moreano, profesor de la universidad de Caldas, entidad que hizo parte del estudio.

Lamentablemente, descubrió el análisis: “El resultado del estudio adelantado en 2020 estimó niveles altos de consumo de cocaína en Pereira y Armenia, con valores de 4.857 mg/día/1000 habitantes y 2.988 mg/día/1000 habitantes respectivamente, muy superiores comparados con los reportados en Medellín y Bogotá en 2016”, explicó el informe de Minjusticia.  

Habrá quien se declare extrañado o ahora se quiera ‘rasgar las vestiduras’, pero no es un secreto que la región del Eje Cafetero está afectada por el fenómeno del consumo y venta de estupefacientes, afirmación que se sustenta en que el gobierno nacional la priorizó dentro de la estrategia Plan 100 contra el Microtráfico, al considerarla como un ‘punto crítico’ de este flagelo.

Ahora, después de que el ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, haya asistido el 16 de abril de 2021 a la demolición de casas dedicadas al negocio del narcomenudeo en el Quindío, su colega de la cartera de justicia arriba a socializar un estudio de su dependencia, en asocio con la universidad de Caldas, para ratificar que Pereira y Armenia tienen niveles de consumo de sustancias psicoactivas muy por encima de ciudades más grandes como Medellín y Bogotá. Un fenómeno que quizás, nadie quiere asumir.

El estudio: analizar los desechos de cada casa

El ministro de Justicia y del Derecho, Wilson Ruiz Orejuela, presentó el ‘Estudio de Drogas de Abuso en Aguas Residuales en tres ciudades de Colombia 2020′, que incluye a las ciudades del Eje, Armenia, Manizales y Pereira, y que para asombro de todos, analizó los desechos de las ciudades para así definir qué consumen sus habitantes.  

Dicho estudio aplica una metodología novedosa y complementaria para identificar el consumo de sustancias psicoactivas en un territorio en particular, a través del análisis de las aguas de vertimiento en las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAR, es decir se analizaron los desechos que emanan de cada casa, desde sus cañerías de baños, lavamanos y en cada una de las tres capitales del Eje Cafetero. 

Este tipo de aproximación metodológica, indicó Minjusticia, es una potente herramienta científica usada en el campo de la epidemiología y puede monitorear casi en tiempo real las tendencias y los patrones uso de drogas ilícitas. Teniendo en cuenta que las sustancias se excretan a través de la orina o las heces de los consumidores y van a parar a las PTAR, los resultados obtenidos proporcionan información valiosa que se complementa con otros indicadores epidemiológicos que se utilizan para identificar el consumo en una población. 

“Quiero resaltar que es la primera vez que se realiza este tipo de análisis por parte del gobierno nacional para estudiar con mayor profundidad el consumo de drogas ilícitas con esta metodología”, afirmó el ministro Ruiz Orejuela, quien recordó que desde la cartera, como parte de la implementación de ‘Ruta Futuro’ (política Integral para enfrentar el problema de las drogas) se promueve la acción basada en evidencia, por lo que se tiene el compromiso de  fomentar el desarrollo de nuevos enfoques y metodologías innovadoras que permitan optimizar el conocimiento de los fenómenos que se requieren intervenir.  

Alto consumo de cocaína

El objetivo del estudio fue el de identificar la presencia y cuantificar la concentración de cocaína, cannabis, metanfetaminas y heroína en las PTAR de Manizales, Armenia y Pereira, ciudades que según el jefe de la cartera de Justicia, se escogieron para el estudio debido a que la encuesta de consumo efectuada en 2019 evidenció que el mayor consumo de sustancias psicoactivas se concentraba allí.  En pocas palabras, la región ya estaba señalada.

“En consecuencia, queremos fortalecer la toma de decisiones a partir de evidencia técnica que sustente los mecanismos para prevenir el consumo y establecer acciones interinstitucionales orientadas a proteger a la población”, aseguró el alto funcionario. 

 Antecedentes: Medellín y Bogotá fueron analizadas

El único antecedente de este tipo de estudios data de 2016, cuando un grupo de científicos europeos realizó mediciones en Bogotá y Medellín, que identificaron el consumo de gran cantidad de sustancias psicoactivas como cocaína, marihuana, ketamina, anfetamina, metanfetamina y éxtasis (MDMA), en estas capitales, hecho que ahora, si se compara, alerta a la región cafetera. 

En cuanto a la cocaína, se estimaron índices de consumo de 3.022 mg/día/1000 habitantes en Medellín y de 742 mg/día/1000 habitantes en Bogotá, valores que situaron a la capital antioqueña como una de las ciudades del mundo donde mayor cantidad de esta droga se consumía.

Ahora, el resultado del estudio adelantado en 2020 estimó niveles altos de consumo de cocaína en Pereira y Armenia, con valores de 4.857 mg/día/1000 habitantes y 2.988 mg/día/1000 habitantes respectivamente, muy superiores comparados con los reportados en Medellín y Bogotá en 2016, lo que quiere decir que las dos ciudades del Eje, con menos población y objeto de estudios diferentes, demuestran impactos quizás más altos que los evidenciados en las pirncipales ciudades del país.

Además, se identificaron 14 sustancias químicas diferentes relacionadas con drogas de abuso y adulterantes, como cafeína, lidocaína, cocaína, pseudococaína, efedrina, levamisol, cinamoilcocaína, dronabinol, fenacetina, cannabinol, thc, diazepam, pseudoefedrina y MDMA. 

Las muestras de aguas residuales fueron obtenidas en los meses de noviembre y diciembre de 2020 y enero y febrero de 2021, para un total de 371 muestras: 130 muestras en Armenia, 127 en Pereira y 114 en Manizales. 

“Los resultados del estudio fortalecen el conocimiento disponible en relación con el fenómeno de las drogas en el país y constituyen un aporte del ministerio de Justicia en cuanto a insumos para la formulación de acciones de política pública frente al consumo de drogas”, señaló el Ministro Wilson Ruiz, quien agregó que para continuar con el fortalecimiento de esta metodología se seguirán adelantando actividades que permitan escalar su desarrollo en grandes capitales.  

Ruiz Orejuela confirmó que la cartera de Justicia concretó una alianza con el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses para intercambio de información y gestión de recursos, por el orden de 2.800 millones de pesos. Dicha alianza permitirá al país fortalecer las capacidades de sus laboratorios y contar con metodologías robustas para ser mucho más precisos en este tipo de análisis. Será una herramienta para la investigación científica que permitirá fortalecer la judicialización. 

“De esta forma, el gobierno nacional avanza en su compromiso de implementar ‘Ruta Futuro’, política que incluye un abordaje integral de toda la red de valor de las drogas, reconociendo el impacto del consumo en nuestro país y la necesidad de aportar evidencias para formular acciones adecuadas”, puntualizó el Ministro R.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami