#AnálisisEliminatoria | Faltó un ‘suspiro’ para superar el reto de ‘altura’

La descolgada de Roger Martínez no fue suficiente para que la selección Colombia se trajera los 3 puntos de La Paz. Hubo aciertos y desaciertos, pero también quedan dudas en el 1-1 ante los bolivianos.

La ‘huella de altura’ que se incorporó al glosario de los periodistas en esta fecha triple de eliminatoria a Qatar 2022 solo la portó Roger Martínez, quien de lejos fue la figura de una selección Colombia que acarició el objetivo de traerse 3 puntos de La Paz, ante Bolivia.

Dirán algunos que al menos se sumó y otros que se perdieron dos puntos, y la posibilidad de aferrarse al grupo de los primeros cinco de la clasificación, sin embargo lo cierto es que ya se está evidenciando en mayor proporción los seis puntos cedidos ante Uruguay y Ecuador, en la que se considera una ‘descarada parada’ del equipo para provocar la salida de Carlos Qeiroz de la dirección de la absoluta.

Se están perdiendo puntos que claramente podrán hacer falta en una eliminatoria que estrenó las fechas triples y que por las condiciones actuales hará más estresante el camino a Qatar.

Colombia le cree a Reinaldo Rueda y vio con expectativa el morfociclo y su coherencia de haber convocado a 8 de los que participaron en él para estas fechas de septiembre, dando un espaldarazo a ese proceso y en especial a los jugadores del torneo local, pocas veces tenidos en cuenta y que son superados por los que están en el extranjero, especialmente en Europa.

Se especuló que iba a formar en el Hernando Siles, con los de la ‘huella de altura’, pues varios de ellos hicieron parte del morfociclo y podrían rendir en la asfixiante capital boliviana. Solo Roger, quien juega en América de México, y su patio es el DF, que posee una altitud media de 2.240 metros sobre el nivel del mar, y una máxima de 3.930 msnm, fue el que podría considerarse con esa condición. Otro podría ser Óscar Murillo, el central del Pachuca de México, que juega a 2.400 msnm, empero la diferencia con La Paz es considerable.

Rueda se la jugó con la base de la Copa América, los que se ubicaron terceros, y con la inclusión de Juan Fernando Quintero y de Roger Martínez, la carta que más sonó. ¿Se habrá impuesto la voluntad de los experimentados extranjeros al planteamiento del ‘profe’ de usar los del morfociclo?

Del torneo local, el que se pretende reinvindicar, ninguno en la titular, solo en la mitad del juego se le dio la oportunidad a Andrés ‘Rifle’ Andrade, del Atlético Nacional, quien le dio dinámica al equipo y tuvo en sus pies dos oportunidades de gol.

Otro del rentado colombiano que ingresó fue Alex Mejía, uno del ‘riñón’ de Rueda, pero solo estuvo unos 7 minutos en el juego, por lo que el tema del morfociclo de Rueda quedó en deuda y habrá en los pr´óximos días mayores análisis, pues por lo visto en La Paz, prevalecen los del exterior. ¿Será el morfociclo solo una estrategia para ir cotizando a jugadores, así no sean convocados y si lo son, no importa que no jueguen?

Se destacó el planteamiento, claro, porque Bolivia no inquietó a Colombia, y se tuvo un Óscar Murillo, quien debutó como profesional en el Deportes Quindío en 2009, concentrado y usando su perfil derecho, lo que le permitió hacer cierres efectivos a los bolivianos.

David Ospina fue seguro y nada tuvo que hacer con el zapatazo del gol del empate de Bolivia, y en términos generales el partido fue bien manejado, pero queda el sinsabor de no haber sacado un triunfo a una selección, que por lo mostrado, no es la misma que hacía del Hernando Siles su fortín, pues carece del material humano de épocas pasadas.

Solo en un suspiro, los bolivianos empataron con un cañonazo típico de los juegos en La Paz. Nadie lo vio, solo en la cámara lenta de la repetición, porque los que estaban en el estadio, apenas vieron inflar la red. Un gol que apagó la alegría de Colombia y de un Roger inmenso, que se comió la cancha y nos puso a soñar. Pero nos quedamos sin aire, nos retrasamos y se perdió la oportunidad de enmarcar el partido con 3 puntos, esos sí de oro.

Inquieta que rivales como Ecuador y Argentina, considerados, en especial los ecuatorianos, rivales directos, hayan sumado en sus visitas al Hernando Siles. Si fue un punto de oro, como dicen los optimistas y el mismo Rueda, hay que esperar qué sacarán Paraguay, Uruguay y Chile cuando vayan a La Paz, porque el cotejo Bolivia vs Brasil, en la última fecha eliminatoria, no es comparable, pues los pentacampeones del mundo están en otro torneo.

Se vienen ahora Paraguay el domingo en Asunción y Chile, el jueves en Barranquilla. Los dos perdieron y se les apretó la clasificación, por lo que intentarán recuperar lo perdido, con una Colombia que por caprichos de un sector de los jugadores ultrajó la camiseta ‘Tricolor’ en los partidos contra Uruguay y Ecuador, y cedió en su camino a Qatar.

Esos seis puntos sí que duelen y nos podrían seguir doliendo mucho más si el desgaste de La Paz nos pasa factura el domingo, porque por lo visto, el técnico Reinaldo Rueda mantendrá su base, los del tercer puesto de la Copa América, quienes no se sabe si alcancen a recuperarse del reto de la ‘altura’.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami