Deslizamiento de tierra se llevó a don Antonio y dos niños

En el barrio El Danubio murieron un menor de dos años y uno de 14. El gremio de lustrabotas de la plaza Bolívar de luto por la muerte de uno de sus más antiguos trabajadores.

AUDIO/César Augusto Jaramillo, lustrabotas Plaza de Bolívar Pereira.

En Pereira el gremio de los lustrabotas o embaladores como coloquialmente se les llama, está de luto.

Las intensas lluvias, que provocaron el deslizamiento de varias casas en El Danubio, sector de Villa Santana, cobraron la vida de dos niños, de 2 y 14 años, y un adulto mayor. Este último era Antonio José Marulanda, de 78 años, un humilde lustrabotas, que por más de 20 años ejerció su profesión en la plaza Bolívar de Pereira.

Anónimos transeúntes, que el día miércoles posaron sus pies en el trono de don Antonio, tal vez recuerden o tal vez nunca se den cuenta, que ese señor de 78 años de edad les cobró los últimos 3 mil pesos que devengó por lustrada normal y que le ayudaban a pagar su renta en el humilde barrio de El Danubio.

Con tres hijos, dos hombres y una mujer, don Antonio fue recogido por ellos durante los prácticamente 6 meses que no pudieron trabajar en la pandemia. Cuando se reabrió la ciudad volvió al barrio en donde en la madrugada del jueves 11 de noviembre un deslizamiento de tierra puso fin a sus días.

Compañeros inseparables

César Augusto Jaramillo, lustrabotas con mucho años de brillo de zapatos encima, fue uno de los mejores compañeros de don Antonio y quien ayudó a que le dieran un puesto en la plaza Bolívar para trasladarlo del parque de la Libertad donde trabajaba.

Diariamente le recibía el periódico a la distribuidora y se lo guardaba, ya que él no madrugaba. Llegaba a la plaza tipo 9:00 o 9:30 a. m., y su amigo le entregaba un insumo vital para su trabajo: el periódico que los clientes reclaman para entretenerse.

César Augusto recordó con nostalgia que el miércoles se vieron como todos los días y nunca imaginó que ese sería el del último adiós. Ahora espera a que sus tres hijos les avisen lo relacionado con las honras fúnebres, en donde seguramente el gremio asistirá en pleno.

Con tristeza los lustrabotas de la plaza Bolívar de Pereira observan el puesto que por más de 20 años ocupó don Antonio.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami