El cierre de La Línea, dolor de cabeza de cuatro días

Diputado criticó la falta de previsión y el poco control de la Policía de Carreteras. Fin de semana de odisea para los viajeros.

La inauguración de la doble calzada de La vía La Línea, entre Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío), así como la realización de obras complementarias para dar paso a un proyecto que tardó 13 años para que lo entregaran, tuvo sus coletazos en Caldas.

Fotos cortesía Fresno Tolima Noticias/Los accidentes, como el de este camión en la vía Fresno – Mariquita, dificultaron el tránsito por la vía

No fueron nuevos los trancones que tuvieron que soportar los viajeros entre Manizales y Mariquita, pues en sus mentes está el recuerdo de diciembre del año pasado. Debido a derrumbes en la carretera que une al Centro y al Pacífico del país, se tuvieron que aguantar trayectos de hasta un día.

Entre los perjudicados estuvo Arley Agudelo, quien conduce taxi hace 16 años entre Marquetalia y Manizales. Explicó que el viernes tardó seis horas para llegar a la capital, pero el regreso fue más tortuoso y se demoró 10 horas.

Indicó que hubo poco control de la Policía y apenas hacia las 9:00 de la noche empezaron a verse uniformados y fluyó un poco mejor el tránsito. A los trancones causados por la cantidad de carros y de camiones, se sumó un arreglo en la vía en el sector del Oasis y un paso restringido en Delgaditas por la pérdida de la banca.

A causa de eso, muchos transportadores del oriente caldense optaron por evitar hacer sus habituales recorridos y quienes se atrevieron, tardaron hasta 24 horas para hacer un trayecto que toma entre 4 y 5 horas.

Agudelo dijo que esto siempre se vive cuando cierra La Línea y el año pasado, en diciembre, fue más tortuoso y hubo gente que pasó el 24 y el 31 de diciembre en la vía. Espera que con la apertura total de la carretera, esto no vuelva a ocurrir.

Se dedicaron a partir

Rubén Darío Giraldo, diputado del Partido Conservador y natural de Pensilvania, también tuvo que padecer por los trancones que duraron hasta el lunes en la noche. También criticó la acción de la Policía de Carreteras de Tolima y dijo que faltó coordinación y se debió prever una situación que ya estaba programada.

“Se dedicaron a hacer comparendos a los caldenses. Son comparendos que pagamos los caldenses, son muchos los recursos que entran y no sé qué negocio tiene la Policía de Carreteras con la Alcaldía del Fresno, no se dedican a atender al ciudadano, sino a reprimir. Eso no da seguridad para que el usuario viaje tranquilo, el policía debería ser amigo del usuario”, denunció.

El diputado también criticó la falta de previsión de autoridades locales y de los gobernadores de Tolima y de Caldas por no hacer nada para hacerle frente a la situación. Dijo que hubo gente que no pudo asistir a eventos en el oriente caldense, les tocó devolverse y encontrarse con obstáculos que no los dejaron avanzar. Para colmo, un hombre se accidentó en Delgaditas y tuvo que esperar ocho horas para que le levantaran el croquis.

Tuvieron dispositivo

Juan Esteban Gil, director de Invías, dijo que el cierre era necesario para finalizar las obras en La Línea y que el contratista pedía 10 días, por lo que se optó por trabajar 24 horas para que solo tomara cuatro días.

Indicó que se desarrolló un plan de contingencia en el corredor alterno con Policía de Carreteras, Agencia de Seguridad Vial y Ministerio de Transporte y se ubicaron controladores en las curvas por las que no pasan dos vehículos en Delgaditas, Padua y en El Fresno.

Reconoció que la situación se complicó en esos sitios críticos y la vía colapsó. A eso se sumaron vehículos varados, aunque se contó con grúa y carros taller. Eje Plural se intentó comunicar con el capitán Ánderson Arana, jefe de la Policía de Tránsito de Tolima, pero no se obtuvo respuesta.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami