En Pereira, un piropo vulgar le puede costar 900 mil pesos

Dárselas de ‘varoncito’ en la capital de Risaralda le puede salir caro. Personería inició campaña para sancionar a los “patanes” que acosan a las mujeres en las calles. Un manoseo indebido también lo puede mandar a la cárcel.

AUDIO/Sandra Lorena Cárdenas, personera Pereira.

“Siquiera se murieron los abuelos” reza el  famoso poema de Jorge Robledo Ortiz y ningún otro título mejor para definir lo que sentirían esos abuelos al observar u oír como su costumbre galante de agasajar a las mujeres con  inspirados piropos y fina galantería, se ha convertido en frase grosera, gestos obscenos, tocamientos indebidos y acoso, por no hablar de las letras de canciones de un género cuyo nombre  prefiero no recordar.

“Siquiera se murieron los abuelos” para no tener que asistir sorprendidos a la campaña que con la mejor de las intenciones ha tenido que emprender la personería de Pereira para defender a las mujeres y generar conciencia en aquellos “patanes” como dicen las señoras, que insultan en la calle, miran morbosamente, persiguen y amedrantan a las damas  en la capital risaraldense y  además, tienen el descaro de decir que la culpa es de ellas por usar minifalda y ropa provocativa.

La personera, Sandra Lorena Cárdenas, tiene claro que no se puede seguir permitiendo que los patanes se paseen tranquilamente  por las calles de la ciudad ‘sin Dios ni ley’ y por ello ha dispuesto con la Policía Nacional  y un grupo de universitarias el equipo que los sorprende en flagrancia y les recuerda que un piropo vulgar puede costar 900 mil pesos, que es el comparendo autorizado por la ley y  el abuso por ser “manilargo” como decían las abuelas, puede llevar la cárcel al estar tipificado ese delito en nuestro país.

La personera explica que constantemente se reciben denuncias de mujeres que son acosadas sin contemplación por hombres que las persiguen, les dicen obscenidades y hasta les mandan sonoros besos al aire. “Tocar una mujer de manera abusiva es una situación que está tipificada según la ley 1257 de 2008”, dice.

Primero pedagogía

Si usted es de los que clasifica en este  indeseable grupo de acosadores porque se siente muy varón, tiene una oportunidad por estos días porque las medidas son pedagógicas, pero tendrá que pasar la pena de todo un “operativo” que hará suficiente ruido para que sienta en carne propia lo que seguramente padecen las mujeres al verse perseguidas.

Existen los mecanismos para que el comparendo pueda aplicarse, los testimonios de testigos que apoyan a las autoridades para denunciar al acosador y se podrá probar a para que el piropo le valga 900 mil pesos.

Un tema cultural

Los mayores infractores pasan de los 50 años y explica la personera que, sin estigmatizar, esa situación tiene su origen en patrones culturales en donde el hombre estaba acostumbrado a cortejar y la mujer asumía una actitud sumisa.

Los tiempos han cambiado y a través del proceso de personeritas y personeritos en colegios y escuelas se ha  detectado en esta generación otra actitud diferente, una consciencia y cultura de respeto infringida desde hogares y centros educativos a los que se suma el hecho de que echar piropos por chat no suena muy efectivo o elegante.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami