#EnAudio | Gobernación le adeuda $300 millones a hospital La Misericordia, pero “no hay soportes”

En la última junta directiva del hospital de Calarcá se confirmó la deuda por parte de la secretaria de Hacienda, Aleyda Marín Betancourt, sin embargo solo han sido conciliados $52 millones. Sigue el ‘choque’ entre el gobierno seccional y la gerencia.

AUDIO/Aleyda Marín Betancourt, secretaria de Hacienda del Quindío.

Una serie de ‘lances’ de responsabilidades han tomado carrera en el manejo de la crisis del hospital La Misericordia de Calarcá. Desde la administración seccional se ha señalado como culpable de la situación a la gerencia de la entidad, en cabeza de Bernardo Gutiérrez Montoya, quien hace unos días indicó que el lamentable estado financiero viene de años anteriores y que al cumplir la misionalidad del centro asistencial se han causado gastos mayores.

Los cuestionamientos del gobierno de Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas ahora no fueron emitidas por el mandatario seccional, sino que esta vez la delegada fue la secretaria de Hacienda, Aleyda Marín Betancourt, en desarrollo de la sesión de la junta directiva del hospital. Reconoció la funcionaria que la administración regional le adeuda a La Misericordia cerca de 300 millones de pesos. Cuantiosa cifra para una institución que lucha por solventar sus estados financieros.

No obstante, la señora Marín Betancourt advirtió que esa deuda no posee los documentos que sustenten el pago. “Aunque la gobernación tiene claro que le adeuda a La Misericordia una suma de 300 millones de pesos, solo han sido conciliados y auditados $52 millones, que ya están en proceso de pago por parte del gobierno departamental. La norma obliga que, cuando hay servicios que el hospital presta y no los cobra, se debe cumplir con unos requisitos de conciliación y auditoría, para que cuando la cuenta esté debidamente legalizada, Hacienda la pueda cancelar. Llevo 6 meses reiterándole al hospital como secretaria de Hacienda, el debido trámite conseguir los recursos y girarlos”, afirmó la funcionaria.

Insistió que el llamado no ha prosperado y la información sigue retenida por la gerencia de La Misericordia, y recalcó que no se pudo tratar en la junta el primer punto correspondiente con el plan de contingencia por problemas técnicos con los archivos aducidos por los representantes del centro médico.

“A diciembre 31 de 2020, el déficit estaba en cerca de 5.500 millones de pesos; algo aceptable si se cuenta con una buena gestión administrativa que adelante cobros coactivos agresivos a las EPS, pero todavía estamos esperando una respuesta aceptable en la materia. Hoy en día el déficit se ha incrementado a 12 mil millones y la cartera morosa tiene un deterioro de $4 mil millones, con lo que la cobrable suma más o menos 7 mil millones de pesos”, subrayó.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami