La Marmolera, en camino a volver a ser un bosque

Se sembraron 3.400 árboles para recuperar una zona deforestada por un particular. En El Desquite dialogan.

La Marmolera fue un bosque que poco a poco fue perdiendo su espacio hasta que un particular se apropió del predio ubicado en la vereda Maltería, de Manizales. Poco a poco lo fueron invadiendo para ejercer ganadería y los árboles desaparecieron.

Pero hoy, con 3.400 árboles sembrados, especies nativas como roble, arrayán de Manizales, cedro, arboloco, palma de cera, fresno, entre otras, la Alcaldía busca darle un respiro y recuperar lo que alguna vez fue, en asocio con Vivo Cuenca.

El proceso arrancó en un espacio que comprende 10 hectáreas, es de importancia estratégica para el recurso hídrico y hace siete años, el municipio efectuó un proceso de expropiación y lo compró al poseedor, pero desde entonces no se realizaron más acciones.

Dentro del Plan de Desarrollo de la administración de Carlos Mario Marín, está la recuperación de las áreas de reserva de Manizales y dejarle un beneficio a la ciudad, de acuerdo con el secretario de Medio Ambiente, Sebastián Ramos.

La Marmolera se convirtió en la intervención más grande hecha hasta el momento, pero fue necesario nuevamente desalojar al anterior propietario que volvió a usar el terreno para la ganadería y ahora está en el proceso de reforestación que de paso, según el funcionario, permitirá proteger suelos aledaños al río Chinchiná, prevenir derrumbes y permitir el regreso de la fauna.

“Estas áreas que se están interviniendo ayudarán a mejorar la calidad de aire de esta zona de Maltería, que de acuerdo con la medición de la calidad del aire está entre las de mayor índice de contaminación”, indicó Ramos.

El proceso del Desquite

El secretario sostuvo que actualmente se adelanta un proceso similar en la zona alta de Río Blanco, cerca de la vereda El Desquite, que tiene un significativo valor por contar con los ábacos (áreas abastecedoras) que aportan agua al acueducto de Manizales.

Dijo que en la administración anterior se intentó sacar con amenazas de expropiación a quienes habitan la franja, por lo que al contactar a estas personas se les notó afectadas. Por eso exploran actividades, calculan el lucro cesante y aspiran a arrancar pronto con las negociaciones.

Cultivos de café y pesebreras

En estos dos años, la Alcaldía ha realizado 45 intervenciones, entre las que se tiene la restitución de siete hectáreas en el Ecoparque Los Alcázares, en donde un particular tumbó el bosque para sembrar café.

En Los Yarumos y su zona amortiguadora de Villa Café también se identificó una invasión y hasta caballerizas. Actualmente se efectúan restauraciones, con siembra de árboles, en Monteleón, Río Blanco y Bosques del Norte.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami