Mal de altura mató al soldado Gómez

El joven llevaba un mes como soldado regular y trabajaba en el cerro Gualí. Le alcanzó a contar a su familia sobre sus dolencias.

AUDIO/Coronel José Antonio Correa, comandante de la Octava Brigada.

Llegar a la base militar ubicada en el Cerro Gualí, en el parque de Los Nevados, implica primero el esfuerzo de subir por unos empinados escalones para luego enfrentarse contra las fuertes ráfagas de viento, el frío penetrante y la neblina constante. Desde ese alto punto, soldados del batallón Ayacucho vigilan la zona.

Y al parecer, esas condiciones climáticas adversas fueron las que acabaron con la vida del soldado regular Carlos Manuel Gómez Álvarez, natural de Anserma, y quien llevaba un mes en la institución y que murió el pasado 21 de septiembre.

Foto/Cortesía/Carlos Manuel Gómez, soldado fallecido en Gualí.

De acuerdo con su familia, él decidió irse para el Ejército por falta de oportunidades. Les escribió por WhatsApp que se sentía mal, con mareos, ganas de vomitar y dificultar para respirar, pero no supieron nada más sino hasta que les contaron que había fallecido. También reclamaron porque reinó el silencio después de lo que ocurrió y no les dieron razón.

Edema pulmonar

La Octava Brigada emitió un comunicado y explicó que el soldado manifestó sentir debilidad y fatiga, por lo que lo trasladaron a la Unidad Militar en Manizales, a donde llegó sin signos vitales. La Sijín realizó la inspección técnica al cadáver.

El coronel José Antonio Correa, comandante, sostuvo que de acuerdo con Medicina Legal, Gómez presentó síntomas asociados con mal de altura en la necropsia. Sufrió un edema pulmonar y esto causó su muerte.

Añadió que los soldados tienen 14 semanas de entrenamiento y los evalúan medicamente. Hace 20 años también falleció otro soldado en Gualí, por lo que dijo que no es algo nuevo y se tomaron decisiones para aclimatar a los uniformados antes de que asciendan al cerro.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami