Mató a su esposa y quiso pasar el crimen como suicidio

En el 2017, el sujeto asfixió a Paola Andrea Salazar y aseguró que ella se había tomado unas pastas. Investigadores lo capturaron el lunes y aceptó cargos.

“Mami, ya vengo que acá tengo el certificado de que fue suicidio”.

Así se despidió Nicolás Morales de su madre cuando funcionarios de la Sijín de la Policía y del CTI de Caldas lo capturaron el pasado lunes en el barrio Galicia, de Anserma. No sabía que tenían pruebas suficientes para responsabilizarlo por el homicidio de su esposa, Paola Andrea Salazar, en febrero del 2017.

El teniente Jhony Alexánder Valencia, comandante de la estación Anserma, sostuvo que el día de los hechos, Morales reportó que la mujer ingirió unas pastas y se suicidó, pero las investigaciones y el dictamen de Medicina Legal lo terminaron vinculando como autor material.

Sin embargo, las inconsistencias de Morales, reconocido fisicoculturista del municipio, salieron a flote, al igual que la pericia de los investigadores. En la historia clínica de Paola nunca aparece que sufriera de depresión, los medicamentos antidepresivos que supuestamente ingirió nunca bajaron de su garganta, es decir que nunca las tragó.

Además, fue el homicida quien compró las pastas el mismo día de la muerte de su esposa, en una farmacia del municipio. Así quedó consignado en los registros del negocio. Con estas pruebas, la Fiscalía solicitó a un juez la orden de captura que se hizo efectiva el pasado lunes. Tras conocer las pruebas, a Nicolás Morales no les quedó más de otra que aceptar los cargos ante el juez de control de garantías, quien lo envió a la cárcel de manera preventiva y mientras se define la pena que debe pagar.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami