“No voy a alcahuetear más despilfarro; hay deficiente gestión gerencial en el hospital La Misericordia”: gobernador

La crisis en el principal centro asistencial de la ‘Villa del Cacique’ crece, mientras se anuncian denuncias de irregularidades por parte del mandatario seccional ante los entes de control. Aquí la versión del gobierno quindiano.

Para el presidente de la junta directiva del hospital La Misericordia de Calarcá, es decir el gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, la situación presupuestal y los efectos administrativos de una deficiente gestión gerencial son los responsables del crítico momento que vive el principal centro asistencial de la ‘Villa del Cacique’.

Mientras van meses de una coyuntura que afecta a los profesionales y los trabajadores de la salud, así como a los usuarios, el mandatario quindiano dejó claro en un comunicado de prensa que la responsabilidad es de la gerencia, la cual está a cargo de Bernardo Gutiérrez.

“Una muestra de ello es que el presupuesto para la vigencia 2021 es de aproximadamente 17.400 millones de pesos, y para el cuarto mes de este año, ya había sido comprometido el 74%, violando con ello los principios de planificación y las normas presupuestales que rigen para este caso”, dijo el ejecutivo seccional. 

A su vez, agregó: “Debo decir que la junta directiva que presido, desde el momento en que evidenció esta situación, de manera reiterada, le ha solicitado a la gerencia un plan de contingencia para hacer frente a la problemática y evitar que ello conlleve a que el hospital baje de complejidad. La gerencia no ha entregado respuestas de fondo, solo informes parciales que en nada atienden la realidad que enfrentamos y menos plantea soluciones a la problemática enunciada”.

Dijo Jaramillo Cárdenas que ha liderado acciones en la búsqueda de soluciones. “De manera específica, hemos promovido mesas de trabajo con las EPS, para la recuperación de cartera, y alertado sobre la atención de la cartera envejecida; lo anterior, con el acompañamiento de la Superintendencia de Salud, Defensoría del Pueblo y Procuraduría”, y anticipó: Hemos corrido traslado a la Fiscalía, la Contraloría y la Procuraduría de los informes dados a conocer por la revisoría fiscal y la oficina de Control Interno, donde se alerta sobre presuntas irregularidades en el proceso de contratación y la compra de insumos, entre otros”.

Se espera que en el transcurso de esta semana sean notificadas las supuestas irregularidades a la Superintendencia de Salud. “Hemos querido hacer dichas denuncias, a través de los conductos regulares, y hoy lo hacemos público, ante la desinformación y tergiversación que se viene haciendo de la realidad, en torno a la crisis del hospital La Misericordia, a través de redes sociales e informaciones llegadas a medios de comunicación”, subrayó, no sin antes sentenciar: “no alcahuetearé más despilfarro y malas actuaciones”.                                             

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami