‘Pañitos de agua tibia’ para un Inem que necesita ‘cirugía’

Personería de Manizales citó este martes a audiencia pública a diferentes sectores. Se propuso declarar urgencia manifiesta para adelantar reparaciones.

Hace 10 años, el Inem Baldomero Sanín Cano pasó a manos de la administración municipal de Manizales. Con 50 años de prestigio y de reconocimientos, también llegaron los males que aquejan una construcción que recibió pocos cuidados desde entonces.

Como si se tratara de un enfermo de alto costo, las autoridades se hicieron las de oídos sordos, tal y como ocurre en el sistema de salud de Colombia. Ahora, que dicen que está cerca de un estado terminal y con una comunidad educativa que contradice los informes oficiales, parece existir intención de hacer una cirugía que lo devuelva a sus años mozos.

Fotos Facebook Inem Baldomero Sanín y Eje Plural/La comunidad educativa teme que ante la demora por las reparaciones, los estudiantes busquen otras instituciones

En la mañana de este martes, la personería de Manizales, en cabeza de Fernando Arcila, citó a una audiencia pública a secretarías de Planeación, Hacienda y Educación y al UGR de la alcaldía, a Corpocaldas, bomberos, directivos del Inem y de La Sultana, a estudiantes y padres de familia, en el teatro Los Fundadores.

En la reunión se volvieron a exponer los daños que existen en el tanque de almacenamiento, en tuberías externas, acometidas internas, baterías sanitarias, humedades y goteras. Estos provocaron, según Alexa Morales, directora de la UGR, que el agua empezara incluso a correr por las escalas. También mostró partes en donde existen agrietamientos.

Jhon Jairo Chisco, representante de Corpocaldas respondió, sin embargo, que en términos generales, los seis bloques que componen el Inem están bien. Aclaró, que de apegarse a las normas actuales, la institución no pasaría en términos de sismorresistencia.

La secretaría de Educación, Luz Marina Giraldo, manifestó que la intención de la alcaldía es seguir con el colegio en pie y que por eso se están buscando recursos ante el Fondo de Financiamiento de Infraestructura Educativa y se dispone de $401 millones de la administración y del UGR, por lo que se adelantarán los estudios necesarios.

Tomaría 45 días para la contratación y tres meses labores. Esto, sin contar el tiempo que tarden las reparaciones necesarias. Por este motivo, la Personería propuso que se declare la urgencia manifiesta, de modo que así se pueda agilizar el proceso, pero se debe estudiar si en términos legales es posible.

Críticas por poca atención de la alcaldía

Al final de la audiencia se dio paso a las intervenciones de los asistentes. El concejal Julián García mostró su disgusto ante los casos de rechazo de docentes y padres de la Institución La Sultana hacia los estudiantes del Inem, ante un intento de llevarlos a recibir clases en sus sedes.

Dijo que esto hace parte de la falta de voluntad política e improvisación de la alcaldía. Pidió que se investigue a los profesores que hicieron estas manifestaciones, quienes deben tener una obligación moral.

“La administración municipal está vacilando, generando dificultades, dilatando procesos y el año entrante van a decir que tienen una solución, ya cuando no haya matrícula, los estudiantes se cansen y busquen otra institución. Ahí entregarán el Inem, a venderlo o entregarlo a la universidad de Caldas. Espero equivocarme”, puntualizó.

Paula Ladino, docente y representante de la comunidad educativa, se mostró inconforme con los informes, pues asegura que solo el bloque A presenta daños y dijo que con el concepto de Corpocaldas se demostró que el dictamen de la alcaldía no es real.

“Sabemos que la tubería galvanizada está corroída y hay filtraciones, no lo negamos, pero sí sabemos que pueden irse haciendo adecuaciones por bloques. Tenemos el E que es muy grande y está la zona de la biblioteca, lo podemos utilizar. Si esperamos, nos toca aguantar dos años, se nos están saliendo los estudiantes y ya no tendremos institución”, dijo la profesora.

Sugirió que se use también el espacio de la tecnoacademia, que es nuevo y su red se alimenta del acueducto externo. Frente a las voces de rechazo de los habitantes y docentes de La Sultana, dijo que fue algo desafortunado, pero que esto no se puede convertir en un factor de luchas sociales. Criticó que la Alcaldía tomó decisiones sin establecer un diálogo con todos los involucrados.

Acuerdos

Luz Marina Giraldo explicó que el Inem pasó de 1.355 estudiantes en el 2015 a 610 en el 2021, pues se prohibió asumir el transporte de personas que viven en sectores apartados, cuando disponen de colegios más cercanos.

Un compromiso fue analizar los informes y buscar la posibilidad de que a medida que se realicen las reparaciones, se vaya realizando un regreso progresivo. Se espera que el 15 de septiembre arranque el estudio de vulnerabilidad y finalizaría en diciembre. Decretar la emergencia facilitaría los tiempos.

Ante la negativa de aceptar a los estudiantes en La Sultana, se establecieron las posibilidades de que los estudiantes asistan al Liceo Isabel La Católica, a la Normal Superior de Caldas, al Atanasio Girardot y a La Cumbre. Esta última está desocupada, pues según la secretaria de Educación, no hay niños en la zona.

Opciones de movilizarse

Los alumnos del Inem provienen de 142 barrios de Manizales, especialmente de Malhabar, Solferino, Villa Hermosa y San Sebastián. Por esa razón, la secretaria de Educación de Manizales, considera que las propuestas no presentan problemas para el transporte de los estudiantes.

No dejó de prestar servicio

De acuerdo con Ibeth Julieta Moncada, rectora del Inem, no se ha dejado de prestar el servicio de manera virtual y con guías. Dijo que desde que asumió en el 2020, solicitó intervención inmediata para efectuar arreglos, pero a medida que se reparaba algo, salía otro daño. Recibió la donación de la empresa Toptec una donación de 500 tejas y con dinero de la institución se hicieron reparaciones de $13 millones. La funcionaria añadió que en convenio con Confa, en la sede centro, se atiende a 98 alumnos con necesidades especiales, entre quienes hay menores con problemas auditivos, requieren lenguaje de señas, entre otros.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami